Cinco secretos de belleza de Kate Middleton

Foto: AFP

Los flashes y las cámaras siempre están detrás de ella. Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, siempre luce radiante en sus apariciones. ¿Pero, cómo logra estar siempre linda? Pues además de su belleza natural, la esposa del príncipe William tiene algunos secretos que sigue para mantener una imagen envidiable.

En una entrevista para la revista Hola! México, Deborah Mitchell, asesora de belleza de Middleton, contó cuáles son los secretos de la duquesa para lucir siempre bella. El uso de alimentos como el chocolate, plátanos o palta para preparar cremas o mascarillas son sus aliados para verse perfecta durante cada presentación.

Publicidad

Descubrí los secretos de belleza que mantiene Kate Middleton y anímate a ponerlos en práctica. Son fáciles de seguir y, lejos de lo que podrías creer, no requieren de una gran inversión.

Máscara de chocolate. Kate Middleton lo utiliza como exfoliante. Para ello, mezcla un poco de crema de chocolate con aceite de palma y algunas esencias naturales. Con esta fórmula, el cutis se hidrata y evita la resequedad.

Baño de leche. La duquesa de Cambridge suele poner en práctica este secreto. Pero su consejera en belleza ha modificado la técnica: ella vierte un puñado de avena como filtrante, para que las propiedades de ambos elementos se mezclen.

Crema natural para los pies. La asesora de Kate le recomienda utilizar una pasta natural hecha a base de banana y palta. El potasio la primera ayuda a suavizarlos, mientras que el aceite natural de la segunda mantiene la piel hidratada.

Labios suaves. Otro de los secretos de Kate Middleton es utilizar un exfoliante con bálsamo y dulces de menta. La idea es mantenerlos por unos minutos y luego realizar un lento masaje con la yema de los dedos.

Un poco de café. Luego de prepararlos, los granos de café se convierten en una pasta con propiedades para la piel. Esta puede funcionar como antioxidante y antinflamatorio. Es por ello que Kate Middleton lo utiliza para eliminar esas fastidiosas ojeras.

Fuente: GDA/El Comercio/Perú