Dinos cómo trabajas y te diremos cómo ejercitarte

Por Lailyn Buvat

Cuando trabajamos pasamos mucho tiempo paradas o sentadas, lo que no es recomendable para nuestro cuerpo. Para aliviar los dolores te mostramos el ejercicio que debes hacer según tu profesión…

Publicidad

En medio de tu rutina de trabajo, ¿te has dado cuenta de lo mal que estabas sentada o la mala postura que tenías? Si es así sabés que le estás haciendo daño a tu cuerpo.

Con el paso de los años nuestro cuerpo empieza a enviar señales de los daños que ha causado el trabajo. Algunas de ellas pueden ser desequilibrios musculares. Cambios en la forma postura, limitaciones de movilidad, entre otros. Todo esto genera muchos dolores, malestar, disminución en la productividad y hasta baja autoestima.

Prevenir estos daños es posible, pero para ello se tiene que tomar un par de minutos diarios para compensar las posturas a las que estamos acostumbrados. La actividad física es esencial para llevar un estilo de vida más sano. Es por ello que te mostramos la rutina que debes cumplir dependiendo de tu profesión.

Muchas horas sentado
Cuando se pasa largas jornadas sentadas se generan muchos desequilibrios musculares. Esto es principalmente debido a que los grupos musculares llegan a recibir una fuerte carga postural. A esto se le tiene que sumar que los músculos y estructuras -que necesitan moverse- se atrofian y degeneran por la falta de movilidad.

Si estos desequilibrios continúan sin ningún cambio o actividad para contrarrestar los daños, se puede tener consecuencias irreversibles como una hernia de disco.

Para evitar todos estos males es recomendable realizar ejercicios de fortalecimiento. El ejercicio que debes hacer es: sentadillas, zancadas o press y pull. Una vez que hayamos estabilizado los dolores de columna y la movilidad de la cadera, se podrá pasar a ejercicios cardiovasculares.

Muchas horas de pie
Cuando se pasan varias horas de forma estática lo que más afecta a tu cuerpo es la mala circulación. Si nos mantenemos varias horas sin movimiento el retorno venoso se ve afectado, y funciona cuando la sangre que llega al tren inferior sube en contra de la gravedad para volver al corazón. Esta posición puede generarnos retención de líquidos, mala circulación y varices.

El tipo de ejercicio ideal para esta clase de profesión es aquel que favorezca el retorno venoso. Las mejores opciones son montar bicicleta, elíptica o natación. También se puede agregar actividades de fuerza, pero estas deben ser manejadas de forma progresiva para evitar la oclusión de la sangre.

Mucho estrés
Aquellas profesiones que requieren mucha presión y responsabilidades generan mayor daño al cuerpo. Esto se debe a que el estrés puede ocasionar hipertensión, sobrepeso o problemas cardiovasculares.

Los ejercicios cardiovasculares son los mejores para este tipo de trabajos. Pasar por lo mejor 30 minutos te generará en el cuerpo endorfinas y una sensación de bienestar. El ejercicio que debes hacer está entre: montar bicicleta, spinning, elíptica o cinta de gimnasio.

Mucho tiempo de pie y en constante movimiento
Estas profesiones pueden exigir mantener los brazos en movimiento ocasionando pequeñas cargas. Con esto se llega a desplazar el centro de masas del cuerpo hacia adelante generando sobrecargar los músculos posturales.

No solo eso, sino que también son personas que pasan mucho tiempo inclinadas un poco hacia delante. Esto crea una modificación de las curvas naturales de la columna y el disco vertebral. Lo que puede causar daños irreparables a largo plazo.

Los mejores ejercicios para este tipo de profesionales es de peso. Pero estos no se deben realizar con pesas muy elevadas ya que podrían empeorar la situación. Se tiene que usar mancuernas livianas para ayudar a nivelar el flujo sanguíneos y el área lumbar.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Tiene dos años y logró correr con una prótesis de pierna

Un cachorro de tres patas fue su gran impulsor
Leer más