Le escribió a la pareja de su ex y su carta recorre el mundo

Le escribió a la pareja de su ex y su carta recorre el mundo

Las separaciones nunca son fáciles ni para él, ni para ella y menos para los hijos de la pareja. Los sentimientos que surgen son muy variados, desde tristeza y nostalgia, hasta rabia e incluso odio hacia el otro. Algo que se acentúa si alguno de los dos logra rearmar su vida, se casa y forma una familia, donde los hijos con el ex tienen un lugar.

Es ahí cuando el orgullo y el resentimiento brotan con toda su intensidad, así como también las ganas de atacar, criticar y hasta insultar a la nueva del ex. Pero también existe otro camino, uno más de crecimiento, de dar vuelta la página y seguir adelante, la opción que precisamente eligió Candice Curry y que recientemente hizo pública en una carta abierta que pronto se convirtió en viral.

“Para la madrastra de mi hija”, comienza la extensa misiva de 16 párrafos que Candice publicó en su blog Women with worth, y continúa: “Nunca te quise aquí. Tú simplemente no fuiste nunca parte del plan. Al crecer y soñar con mi familia, nunca te incluí. Yo no quería la ayuda de otra mujer para criar a mis hijos”.

“Pero Dios tiene planes que superan con creces los nuestros”, sostiene la mujer dirigiéndose a Ashley Parish, la nueva esposa de su ex marido, y confiesa con total sinceridad que cuando la conoció era totalmente diferente a lo que había imaginado.

“En mi mente serías una bestia terrible y a mi hija no le gustaría que tú fueras su madre (…) Cuando te conocí por primera vez admito que no eras lo que tenía en mente y que una punzada de celos se disparó a través de mi cuerpo. Se supone que serías horrible, ¿recuerdas? Pero no, eras increíblemente hermosa. Se supone que serías una bruja de mediana edad, ¿recuerdas? Pero no, eras una joven y dulce mujer. Mis planes fueron frustrados”, sostiene.

La mujer sigue adelante con sus confesiones y reconoce que realmente quería odiarla, pero que Ashley se lo hizo imposible y que rápidamente un sentimiento de gratitud nació hacia ella.

“Has aceptado a nuestra hija desde el principio y la has amado incondicionalmente a ella y a su padre, ése es un verdadero regalo para todos nosotros. Has incluido a nuestra hija en todo lo que haces, y las has hecho sentir amada y aceptada. Pusiste la relación entre ella y su padre por encima de la tuya, y sólo una mujer valiente y audaz sabe cómo hacer eso con tanta gracia”, manifiesta Candice.

Una mejor mujer

También le agradece tenerle “piedad” en sus años de adolescencia y nunca rechazarla, así como estar presente cuando ella no pueda estarlo. “Necesita una madre en tu hogar y tú has hecho un excelente trabajo siéndolo para ella”, le dice.

Respecto a la relación madre-madrastra, Candice reconoce que es “extraña”. De hecho, revela que se envían mensajes de texto una a la otra, no para pelear ni insultarse, sino que para recordarse mutuamente que se quieren y respetan. “Me lleno de orgullo cuando me envuelves con tus brazos y me aprietas en un abrazo genuino y cariñoso cada vez que nos vemos (…) Eres un regalo”, le dice, y agrega:

“Gracias a ti y a tu valentía para criar a nuestra hija como lo estás haciendo, ella será una mejor mujer (…) Gracias por ser lo suficientemente madura y respetuosa para criar conmigo”.

Candice dedica el último párrafo para prometerle a Ashley que nunca minimizará la posición que ella tiene en la vida de su hija, ni la hará sentir como que no es su madre. También se compromete a educarla para que agradezca tener a dos mujeres fuertes y valientes en su vida, que tienen el coraje de criarla juntas.

Compartir