Lo que toda mujer odia que le pregunten

Lo que toda mujer odia que le pregunten

Con el paso de los años, aprendés a navegar el terreno de las relaciones sociales y la comunicación con otras personas. Pero a veces, ciertas conversaciones son más complejas de lo que parecen. Como lo dice el título, hay una que otra pregunta que nunca deberías hacer. 

¿Por qué no tenés novio?
La pregunta es frustrante porque parece como si tuvieras el control sobre mi vida amorosa. ¿Qué tiene si no me gusta nadie en este momento? ¿O si yo no le gusto a ellos? Esta pregunta puede interpretarse como invasiva, y aunque fácilmente puede venir de amigos y familiares, sigue siendo algo sensible.

¿Cuántas parejas sexuales tuviste?
Realmente no es de tu incumbencia… a menos de que seas ginecólogo o doctor. La razón por la que esta pregunta molesta es obvia, pero aún así la gente no entiende que existen conceptos como ‘privacidad’ e ‘intimidad’. No tenés que saberlo, y tal vez nunca lo hagas, así que no preguntes.

¿Cómo va la búsqueda de trabajo?
Lo más probable es que, si no han tenido una conversación de un nuevo trabajo, es porque la persona sigue buscando… y tal vez esté avergonzada o estresada al respecto. Algo tan simple como: “¿cómo te va?” podría responder todas tus dudas sin adentrarte a temas tan sensibles.

¿Por qué estás tan arregladita?
Esta es una forma pasiva-agresiva de resaltar que alguien está haciendo un esfuerzo extra en su apariencia. Quizá la persona simplemente se siente bien y quiere maquillarse. Tal vez quiera gustarle a alguien. Cual sea el caso, esa persona tiene que resaltarlo, no tú.

¿Y para cuándo el casamiento?
Claro, es posible que te dé curiosidad una próxima invitación, pero procedé con cuidado. Esta es una pregunta muy personal. ¿Y si los novios no han discutido sobre el matrimonio? O peor aún, ¿si es un tema sensible en la relación? Al final del día no sabés qué problemas pueden tener, y podrías hacer sentir mal a alguien.

¿Y para cuándo los hijos?
Es lo mismo que con la pregunta anterior. Es una interrogante muy personal y seguramente no conseguirás respuesta alguna. ¿Y si ella no puede tenerlos? ¿Y si lo han estado intentando, pero tienen problemas de fertilidad? No sabés en qué tantos líos podés meterte gracias a esta indiscreción.

¿Estás subiendo de peso?
Dudo que esta pregunta sea agradable. En primer lugar, las mujeres batallamos mucho por nuestro peso, y le damos mucho énfasis para sentirnos bien con nosotras mismas. ¿Qué buscás al hacer una pregunta así?

Compartir