“Paren la locura de la belleza”, menos retoques y más realidad

“Paren la locura de la belleza”, menos retoques y más realidad

Son varias las campañas en las redes sociales que cuestionan los modelos de belleza establecidos como los que únicos que “deben” considerarse. Ahora páginas web, blogs, perfiles y comunidades en línea muestran con orgullo estrías, rollitos, y hasta mujeres sin depilarse. Aseguran que la movida gana adeptos y ya genera cambios.

Hoy vale compartir fotos de estrías en Instagram y mostrar la panza sin miedo en Facebook. La diversidad de los cuerpos femeninos nunca fue tan celebrada e impulsada por grandes movilizaciones en las redes sociales. Mujeres de todo el mundo se coordinan para contestar padrones caricaturizados de belleza y viven, en la era digital, una nueva liberación femenina.

“Paren con la locura de la belleza”, sentencia la activista y escritora británica Robin Rice en un proyecto que difunde fotografías que imitan publicidades con leyendas irónicas. “Entonces si me hago un laciado, me irá bien en la vida?”, dice una de las fotos en que se muestra una niña con rulos. Vale la pena mirar los posteos de Stop The Beauty Madness.

“La industria estableció un padrón prácticamente que nadie puede atender. Están usando Photoshop en las fotos de las que ya son bonitas. ¿Qué podemos decir sobre esto? Las mujeres, más allá de su figura, su sueldo o educación tienen que luchar contra sentimientos de una imagen corporal negativa e inadecuada. Pocas consiguen escaparse de los modelos que se imponen”, dice la Rice.

La escritora recuerda que el problema es aún más importante cuando se considera cómo se afectan a las niñas, Ella recuerda que muchas están siendo influenciadas por sus madres y viven con baja autoestima y “aprendieron” a vivir con vergüenza de su propio cuerpo.

“Niñas de edad preescolar ya sienten vergüenza delante de sus compañeritos. Los niños ya están presentando problemas para crear vínculos respetuosos a partir de la definición de belleza”, observa la autora que critica esta situación.

 

En base a O Globo (GDA)

Compartir