Las princesas, de la vida real, que desafiaron la monarquía

Las princesas, de la vida real, que desafiaron la monarquía

Desde hace siglos, la realeza ha impuesto reglas y códigos que deben ser estrictamente cumplidos por sus miembros: protocolos, formas de vestir e, incluso, el amor está reglamentado por la monarquía. Sin embargo, una serie de princesas desafiaron estos patrones para defender sus propios ideales.

Entre ellas destaca el ícono de la moda, Diana de Gales, quien realizó polémicas declaraciones a la prensa sobre su matrimonio cuando era una princesa británica. Así como ella, hay otras princesas que se atrevieron a hacer lo que mejor les parezca.

Te presentamos a siete princesas que demostraron su ‘girl power’ y desafiaron los estrictos códigos de la realeza.

Diana de Gales. Lady Di desafió a toda la monarquía británica con una entrevista que concedió al medio BBC. “Bueno, en mi matrimonio éramos tres. Tres en una pareja son siempre demasiados”, declaró. Solo esto le bastó a la princesa Diana para marcar un antes y un después en la historia de la realeza.

Marta Luisa de Noruega. Esta princesa renunció al tratamiento de alteza real para poder trabajar y se casó con Ari Behn, un polémico escritor de cuentos y novelas que en algún momento se disfrazó de ‘drag queen’. Al separarse de él en el 2016, la princesa Marta Luisa se encuentra centrada en impartir talleres de meditación y curación espiritual.

Mette Marit de Noruega. Ella fue la primera mujer en la historia que, sin orígenes aristocráticos, se casó con un príncipe. Antes de conocer a Haakon de Noruega fue camarera y tuvo un hijo con un presidiario. Actualmente es blanco de críticas por no asistir a los actos oficiales.

Carlota de Mónaco. Ella es la princesa que sigue su propio estilo de vida, lejos de los códigos aristocráticos. Ha sido pareja de actores y directores de cine, como el italiano Lamberto Sanfelice y, además, tiene una gran afición por la moda y la publicidad, por lo que es imagen de la firma top Gucci.

Cristina de Borbón. La princesa Cristina no se encuentra en esta lista por su desenfrenado estilo de vida, sino porque tuvo la fortaleza de declarar en el sonado Caso Nóos, por el que se acusa a su esposo Iñaki Urdangarín por malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales.

Elizabeth von Thurn und Taxis. La princesa germana de 35 años fue parte de las alocadas fiestas que realizaba su madre Gloria, conocida como la ‘princesa punk’. Se dice que a estas celebraciones solían asistir Mick Jagger y Michael Jackson. Además, ha protagonizados escándalos en las redes sociales.

Estefanía de Mónaco. Fue apodada como “la princesa rebelde” por dejar la realeza para seguir sus propias pasiones. Ella fue cantante, diseñadora de trajes de baño, modelo y artista de circo. Pero también, porque protagonizó un escandaloso divorcio con Daniel Ducruet, quien le fue infiel en su propio palacio.

Fuente: GDA/ El Comercio/ Perú

Compartir