Diez lugares que no podrás conocer solo por ser mujer

Diez lugares que no podrás conocer solo por ser mujer

Alrededor del mundo aún existen increíbles destinos turísticos que solo pueden ser visitados por hombres, ya que la presencia de las mujeres está terminantemente prohibida. Y no solo hablamos de lugares en países con marcada cultura machista, sino de atracciones históricas.

Lo más surrealista de todo es que algunos estos sitios prohibidos para nosotras fueron catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aún cuando no toda la humanidad pueda conocerlos y disfrutarlos. Te contamos de algunos de ellos.

1. Monte Athos – Grecia
Este hermoso lugar de Grecia es quizá una de las zonas más inaccesibles del viejo continente. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y a pasar del tiempo transcurrido sigue siendo un escenario vedado para las mujeres. De hecho, su sola presencia está absolutamente prohibida a menos de 500 metros del complejo. Los hombres que desean conocer la zona pueden entrar solicitando un permiso especial. La prohibición de las mujeres en el Monte Athos data del siglo XI y se aplica al género humano y a todas las hembras del reino animal, salvo las gatas que son consideradas como buenas cazadoras de ratones. En este lugar hay monasterios, palacios y monumentos con un alto valor histórico y la estricta medida contra la presencia femenina busca evitar que las mujeres tienten a los hombres y los aparten de su vida espiritual.

2. Monte Omine – Japón
Este monte sagrado fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2004. Está en localidad de Nara y es conocido por sus tres pruebas de valor y porque la presencia femenina está absolutamente prohibida desde hace más de 1.300 años. Se cree que la razón de esta prohibición era evitar toda posibilidad de tentación y pensamientos impuros de los monjes Yamabushi, quienes debían practicar la estricta negación de sí mismo llevando una vida de ermitaños en una montaña aislada. Quienes aún defienden esta tradición aseguran que esta práctica de segregación sexual en ningún caso es un acto de discriminación.

3. Okinoshima – Japón
Esta isla es una de las áreas sagradas más importantes del país del sol naciente. En ella solo habitan sacerdotes y la presencia de mujeres está prohibida. De hecho, anualmente solo 200 hombres pueden visitar el islote durante el mes de mayo. El resto del tiempo este territorio está marginado del mundo. Pese a la restricción existente, las autoridades de Japón han manifestado su intención que este 2017 sea declarado Patrimonio de la Humanidad. La historia cuenta que desde esta isla tres emperatrices velaban por la seguridad de las embarcaciones y las misiones diplomáticas.

4. Playa de Mlimadji – Islas Comores (Comoras)
Comores es un pequeño país de África Oriental formado por tres islas ubicadas en el océano Índico al sureste del continente. Hasta hace un tiempo una de sus playas más hermosas, la Mlimadji, podía ser visitada por todos. No obstante, hace un tiempo la autoridad local prohibió determinantemente el ingreso de mujeres como resultado de las presiones de los líderes religiosos del país, decisión que aún está vigente.

5. Templo de Ayyappan de Sabarimala – India
Sabarimala es un famoso centro de peregrinación hindú ubicado en la localidad de Kerala, India. Anualmente es visitado por cerca de 50 millones de personas que llegan hasta el templo de Ayyappan emplazado a 469 metros sobre el nivel del mar en una de las 18 colinas de la zona. La mitología dice que en ese lugar el Dios hindú Ayyappan meditó luego de matar al poderoso demonio Mahishi. Fue precisamente esa deidad quien prohibió la presencia de mujeres en edad de menstruar en la zona, por lo que el templo solo puede ser visitado por niñas menores de 10 años y mayores de 50.

6. Tobogán X-Treme Faser – Alemania
Este caso es singular ya que no se trata de un centro sagrado o de oración. Es más bien una atracción del parque acuático de entretenciones Galaxy Erding, uno de los más grandes de Europa y que está ubicado en Alemania. El tobogán X-Treme Faser es uno de sus juegos más famosos ya que, dicen, las personas puede alcanzar los 100 kilómetros por hora de velocidad en su caída. Tras continuas quejas de las mujeres que decían salir adoloridas de sus partes íntimas tras disfrutar del tobogán, los administradores del recinto decidieron prohibir el acceso al género femenino y dejarlo como exclusivo para hombres.

7. Santuario Haji Ali Dargah (India)
Es uno de los monumentos más importantes de la India. Fue construido en Mumbai durante el siglo XV como homenaje a un sufi enterrado allí. Emplazado en medio del mar con un solo corredor que lo une a tierra firme dándole un aspecto de camino a la eternidad. La Ley Sharia establece que las mujeres no tienen permitido visitar tumbas.

8. Los kafenion – Grecia
Volvemos a Grecia donde existen los kafenion o las tradicionales cafeterías de ese país. Pese a estar en pleno siglo XXI estos locales mantienen la tradición de ser recintos donde solo pueden ingresar hombres para fumar, jugar cartas, conversar y tomarse un café. Si bien cada vez son menos locales que quedan con estas antiguas prácticas, aún es posible hallar uno que otro kafenion donde rechazan las visitas femeninas.

9. White Gentleman’s Club – Reino Unido
Pero no creas que los griegos son los únicos europeos que con política segregacionista contra las mujeres. En Londres el mítico White Gentleman’s Club, ubicado en un antiguo e histórico edificio en Londres, no permite visitas femeninas. En este club se realizó la despedida de soltero del príncipe Carlos.

10. Estadios de Fútbol – Irán
Desde el triunfo de la Revolución Islámica en Irán durante 1979 las autoridades se encargaron de separar los espacios de hombres y mujeres. Es así como se estableció que las mujeres no podían asistir a los estadios de fútbol y, no hace muchos años, la norma se extendió a los encuentros de otros deportes como el voleibol. Las autoridades aseguran que esta normativa no va en contra de las mujeres, sino que busca evitar que se vean expuestas a hechos de violencia y al lenguaje soez de los eventos deportivos. Grupos de mujeres han debido disfrazarse de hombre para poder asistir a los estadios. Quienes han sido descubiertas han sido amenazadas por grupos radicales quienes han exigido un castigo para las infractoras.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Compartir