Anisakiasis, la enfermedad que aumenta por culpa del consumo de sushi

La popularidad del sushi continúa creciendo y una prueba de ello es cómo se han multiplicado los lugares donde los venden. Y aunque es un alimento que goza de buen prestigio entre los especialistas en nutrición, también es importante que todos -y no solo las embarazadas- tomen algunas precauciones con él.

Hace algunos días, la revista médica BMJ Case Reports dio a conocer el caso de un hombre portugués de 32 años, quien acudió a especialistas luego de presentar dolor de estómago durante más de una semana, junto con fiebre y vómitos.

Ver más: ¿Sabías que según la tradición japonesa las mujeres no deberían preparar sushi?

Publicidad

Según informó CBS News, cuando los médicos le preguntaron al paciente respecto a su alimentación antes de enfermar, este reveló que había consumido sushi. Con esa información en mano, los doctores no dudaron en practicarle une endoscopía, examen que reveló algo increíble: larvas de parásitos estaban fuertemente aferradas a la pared del estómago del sujeto.

De esta manera, el hombre fue diagnosticado con anisakiasis, una enfermedad causada por parásitos que se encuentran en pescados o mariscos contaminados, y que son consumidos crudos o poco cocidos.

Según la publicación médica, si bien casos de anisakiasis habían sido registrados en Japón, la enfermedad ha aumentado enormemente en países occidentales debido al creciente consumo de sushi. Además del dolor de estómago, la fiebre y los vómitos, quienes contraen la enfermedad pueden presentar síntomas que incluyen diarrea, náuseas, sangramiento digestivo, obstrucción intestinal, inflamación del abdomen, y síntomas alérgicos como picazón e incluso anafilaxia.

Por esta razón, los especialistas aconsejan evitar el consumo de pescados y mariscos crudos en todas sus formas, incluido el sushi y el ceviche, recomendación especialmente importante para las futuras madres y personas que tengan sus sistemas inmunológicos deprimidos, como ocurre, por ejemplo, con los pacientes con VIH.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer