#Cuandosequieresepuede por Tusam: Las imágenes de fumadores muriéndose no ayudan a dejar de fumar

Por Tusam*

Hubo una época que en los anuncios gráficos de las marcas de los cigarrillos se veían a médicos recomendando fumar la marca de tabaco donde aparecían. Todo eso fue cambiando paulatinamente hasta llegar al día de hoy donde se muestran imágenes de personas afectadas o moribundas u órganos destrozados por culpa del cigarrillo.

Publicidad

Con esto último se pretende mostrarle a los fumadores como pueden terminar si no dejan de fumar. Así, como hoy se nos hace difícil imaginar cómo un médico ponía su nombre y su cara para recomendar fumar una marca específica, las personas de aquella época no hubieran pensado nunca que sería posible algún día que las cajas de los cigarrillos vendrían impresas con tétricas imágenes de personas muriendo por culpa de esa droga.

Esta estrategia de prevención impulsada principalmente por los gobiernos que obligan a las marcas a imprimir sus empaques con esas imágenes, tienen un efecto mayor en las personas no fumadoras que en las que ya lo son. Si bien ese efecto positivo no tiene la gran incidencia deseada, porque siguen habiendo nuevos fumadores todos los días por todo el mundo, hay personas a las cuales las alerta de los riesgos y deciden no comenzar a fumar.

Ahora, a los fumadores sólo les hace un efecto de susto y de miedo que dura sólo un rato sin que modifiquen la cantidad de cigarrillos que fuman, para luego seguir fumando ya acostumbrados a ver esas imágenes sin que les produzca ningún efecto. Esto muestra algo muy obvio. El fumar no sólo es mental. Es mental y orgánico.

Si el fumar fuera una cuestión sólo mental, la persona fumadora con sólo querer dejar de fumar o llevándose un buen susto con su estado de salud o impresionándose con las fotos que se ven por la web y en las cajetillas de cigarrillos dejarían la droga sin ningún tipo de problema. Pero eso no sucede. ¿Por qué? Porque además de la mente y el cerebro, todo el cuerpo es fumador. El organismo completo lo es. Por eso hay personas quieren abandonar pero no pueden. Y si logran dejar de fumar sin una técnica de apoyo, es muy probable que engorden, que les cambie el humor y luego de pasar por todo eso vuelvan a recaer. Esto demuestra que el fumar produce una dependencia física, además dela mental.

A la hora de querer dejar de fumar o fumar menos son importantes algunas cosas. Lo primero que deben hacer es interiorizarse en el tema y dejar de lado información antigua. Hay mucha información que arrastran las personas que fuman que vienen de los fumadores de las anteriores generaciones, donde no se tenía tanta data y si existía no se difundía como se hace ahora. Luego, no compararse con otros fumadores. Cada organismo reacciona diferente ante la droga. Hay personas que les es más fácil que a otras quitarse esta droga de encima. Pero lo más importante, es saber y entender que dejar de fumar definitivamente y sin sufrir es posible.

El sentirte bien es mucho mas sencillo delo que crees. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

* Hipnotizador, TV host, health coach.

Escrito por
Más de Equipo Eme