Remedios para deshinchar los ojos

Si de por sí despiertas de mal humor, imaginate verte al espejo y notar que tus ojos están hinchados y tenés unas ojeras ¡horribles! Pero tranquila, lo bueno de los ojos hinchados es que pueden arreglarse fácilmente y no necesitas mucho tiempo para lograrlo (ni mucho esfuerzo).

Cucharas frías: Esta es la técnica más sencilla y posiblemente la más rápida, sin mencionar que no tienes que gastar ni un centavo en llevarla a cabo. Sólo tenés que meter un par de cucharas al congelador, dejar que se enfríen por un par de minutos y, una vez listas, ponerlas sobre tus ojos para desinflamarlos. Las cucharas son la mejor y más práctica opción, pero si gustas usar unos hielos ya hechos, adelante.

Agua con sal: Sonará extraño, pero el agua caliente también desinflama los ojos, siempre y cuando tenga un poco de sal. ¿Por qué sal? Porque la sal absorberá el líquido extra que esté en tus ojos hinchados. Combina ¼ de una cucharada de sal con 2 tazas de agua caliente. Mezcla gentilmente y, con un pedazo de algodón, aplicá el agua con sal sobre tus ojos. Dejá reposar por 20 minutos ¡y listo!

Frutillas: ¿Tienes un par de frutillas congeladas en tu freezer? ¡Estás de suerte! La frutilla contiene un ácido natural que, además de desinflamar, suaviza la piel. Corta una frutilla a la mitad y aplicá cada pedazo sobre tus ojos por un par de minutos.

Bolsas de té: Si tomás té en la mañana, no tires las bolsas, mejor recíclalas para tus ojos hinchados. Sólo acostate, presioná las bolsas de té sobre tus ojos y notarás que la magia empieza a hacer efecto en un par de minutos.

Publicidad

Aloe vera: El aloe vera es un remedio popular para la inflamación, hinchazón y comezón de la piel. Podés usar un poquito sobre tus ojos inflamados, pero con mucho cuidado, acordate que esta zona es muy frágil y sensible. Además de refrescar la piel, también la ayudará a repararse.

Pepino: No por nada es tan popular ponerse rodajas de pepinos en los ojos. No solamente sirven para verse bien, también desinflaman la piel, así que podés congelar 2 rodajas por un par de minutos y luego utilizarlas todas las mañanas para tener una mirada perfecta.

Papa: Y si no tenés un pepino, ¡podés usar una papa! Lo único malo de la papa es que deja una sensación muy pegajosa en las manos, pero fácilmente podésdeshacerte de ella, limpiándote con agua y jabón.

Por: Andrea Bouchot

Publicidad

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *