Esta es la forma correcta de limpiar tu maquillaje

Esta es la forma correcta de limpiar tu maquillaje

Por Yesibel Aladejo

Entre los productos de uso femenino más frecuentes se encuentra el maquillaje. Es una de las cosas esenciales para nuestra rutina de belleza y por eso debemos mantenerlo limpio y organizado. Te decimos cómo debe su limpieza para evitar problemas en la piel, desgastes en su calidad y conservación, para un mejor aprovechamiento.

– Cuando a las sombras se les crea una capa blanquecina o gris,hay que cambiarlas porque la humedad o hongos las han contaminado.

– En los polvos compactos suelen formase una capa pastosa, como grasa. Es consecuencia de habernos maquillado sin limpiar la piel antes. Si esto sucede debés rasparla hasta que desaparezca para que no aparezcan hongos.

–Organizalo en cajas, bandejas o en un espacio fresco, que cumpla con tus necesidades. Separarlos en categorías o secciones. La humedad puede perjudicarlos y agotar su vida útil más rápido.

–Si se rompe una sombra y no la quieres descartar, triturala y aplicale tónico o agua, presioná para comprimir y dejala secar. ¡Quedará como nueva!

– Mantené los labiales y delineadores tapados para evitar que se le adhieran microbios. Además sacales punta con frecuencia con un accesorio de uso cosmético exclusivo (desinfectá la hoja del sacapuntas con alcohol y secala bien para que no se oxide).

– En el caso de labiales y lápices, también suele aparecer una capa blanca. Sumergí la barra de labios hasta la mitad o la punta de los lápices en un vaso con alcohol. Luego retirá y esperá a que el alcohol se evapore, así estarán desinfectados.

– Las brochas y esponjas nunca deben estar húmedas o con residuos de maquillaje porque de ese modo se originan las bacterias que pueden dañar la piel.

Tips Eme:

1. Mantené un control de la vida útil de tus cosméticos, así podrás remplazarlos a tiempo y eliminar aquellos que estén vencidos o en mal estado. Podés hacer una lista con la fecha de vencimiento de cada producto o ir chequeando las etiquetas cada cierto tiempo. Si notás una apariencia extraña, tomá precauciones.

2. Limpiá la brochas por lo menos una vez al mes. Para hacerlo te recomendamos este tónico de: glicerina, detergente líquido o shampú, agua y algún producto para desenredar el cabello. Rociá con él tus brochas, dejá actuar por diez minutos y enjuagá con abundante agua. Dejá secar muy bien y guardá.

El aseo de tu maquillaje es indispensable para el cuidado de la piel y de los cosméticos.

Compartir