Fajas para bajar de peso: ¿son efectivas?

Una creencia popular asegura que al usar fajas podemos bajar de peso, reducir medidas y lucir la figura que siempre deseamos por arte de magia.

Sin embargo, estas no te ayudarán a quemar grasa corporal por sí sola: la única forma en la que podés reducir esos rollitos que te incomodan es alimentándote sanamente, realizando rutinas de cardio y llevando a cabo ejercicios localizados.

Publicidad

Sin importar con qué clase de elementos o sustancias cubras la zona que querés reducir (caucho, látex, plástico, neopreno o vinilo) no bajarás tu porcentaje de grasa corporal sin realizar algunos esfuerzos y pequeños sacrificios. El ejercicio constante es la única solución.

Debemos tener clara la función de las fajas: “han sido diseñadas para mejorar el aspecto corporal, pero no contribuyen a la pérdida del peso. Mientras las tengas puestas podrás lucir una gran silueta; sin embargo, cuando te las quites los resultados se desvanecerán” reveló Patricia García, gerente de Mercadotecnia de Vicky Form.

Algunas fajas prometen la reducción de medidas con su uso constante, tonificar la piel mientras la llevas puesta y muchas cosas más, pero en realidad todos esos beneficios se deben trabajar a diario.

Pero si lo que querés es verte más esbelta en una ocasión especial, no hay problema con recurrir a una faja.

Para mejores resultados a la hora de usar una faja: exfoliá tu piel y aplicá una crema hidratante antes de ponértela. Recordá no llevarla puesta por mucho tiempo y jamás dormir con ella. Además, buscá siempre tu comodidad, si la usás muy apretada podés alterar tu circulación.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer México

Escrito por
Más de Eme de Mujer