Identificá las señales de tu cuerpo y quedá embarazada

Identificá las señales de tu cuerpo y quedá embarazada

Por Ivanna León

¿Has decidido con tu pareja tener un bebé y aún el embarazo no llega? No entres en pánico. Con tan sólo interpretar las señales de tu ciclo menstrual podrías tener una buena noticia muy pronto. Tomá nota:

1. Señales. El cuerpo de la mujer es eficiente y perfecto. Tu período comienza el primer día de la menstruación y termina a los 28 días, no siempre es tan regular, pero los primeros 14 días tu cuerpo se prepara para un posible embarazo, el endometrio aumenta su grosor y si no se da, se descama y aparece el sangrado.

2. Identificá el periodo fértil. Tu sistema reproductivo te da la oportunidad de ser madre una vez en cada ciclo, por lo que debés estar preparada. Existen diferentes métodos para conocer en que etapa del ciclo vas, entre ellos:

Calendario. El día de ovulación por lo general es el 14 de tu ciclo, pero para mayor exactitud debés hacer un seguimiento del mismo durante seis meses, es decir, anotar cuanto duró cada uno, para luego sacar un promedio y luego restarle 14, lo que te dará el día exacto. Por ejemplo, si tu primer ciclo duró 29 días, el segundo 28, el tercero 27, el cuarto 29, el quinto 29 y el sexto 28, la suma daría 173, cantidad que hay que dividir entre los seis ciclos, cuyo resultado es 28.8. Esto quiere decir que tu período dura aproximadamente 29 días, y si le restás 14 días te dará como resultado 15.
Pero hay que tener relaciones sexuales por lo menos 72 horas antes de ese día y 24 después, puesto que los espermatozoides tarda 24 horas en llegar al óvulo y fecundarlo.

Flujo cervical. Al ir al baño notarás cómo cambia de aspecto y lo ideal es lograr la fecundación cuando el flujo está acuoso, resbaladizo, es decir que parezca clara de huevo para facilitar la entrada del esperma.

Temperatura basal. Durante el período fértil tu temperatura aumenta de dos a cinco décimas, por lo que debés llevar un control de tu temperatura al despertar, siempre a la misma hora y notarás el aumento.

3. No más estrés. Estar relajada y no obsesionarte con el estar embarazada hará que todo fluya y que logres quedar encinta. El estrés y la obsesión retrasan la ovulación.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Costa Rica

Compartir