La ciencia confirma que estar al aire libre hace bien

Primer puesto en ‘Movement And Motion’: Otoño 2014, Buenos Aires, Argentina

Por Yesibel Aladejo

Estar al aire libre es una de las cosas más placenteras que hay, sabemos que a veces influyen cosas como los horarios, el cansancio, las personas o el clima, pero de vez en cuando es bueno darle la oportunidad a ese contacto con la naturaleza y el mundo exterior para disfrutarlo libre del ajetreo rutinario, pues traer muchos beneficios para ti, más allá de la relajación y el contacto con entornos naturales

Ver más: Presión arterial alta en mujeres entre 40 y 49 años puede generar demencia

Disminuye la presión arterial. Al estar al aire libre solemos caminar más, por ello no solo reduce la presión arterial también la hormona del estrés. Un estudio publicado en Enviromental Health concluyó que dar un paseo reduce el pulso promedio de en casi un 4% y la presión arterial un poco más del 2%. Para obtener estos resultados fueron puesto a prueba de 280 participantes en Japón .

Aumenta la creatividad y la concentración. Estar al aire libre es algo restaurador, esto influye en la concentración; según un estudio de Restorative Effects of Natural Environment Experiences, en el que un grupo de investigadores puso a prueba la concentración de los participantes, para luego dividirlos en tres: unos darían un paseo al aire libre, otros por la ciudad y el resto permanecerían sentados. Al terminar quienes estuvieron en contacto con la naturaleza mejoraron su atención en las siguientes pruebas. Por otra parte, otro estudio publicado en SAGE Journals, se describe en la “terapia de la naturaleza”. también mejora el funcionamiento cognitivo hasta en un 50%.

Fortalece el sistema inmunológico. Cuando estamos al aire libre nuestrosistema inmunitario recibe un impulso, lo que ayuda a hacer frente a resfriados, gripe y otras infecciones simples.

Publicidad

Protege la vista. Pensarás que los rayos del sol pueden afectar tu retina o que caminar por el parque haga entrar insectos en tus ojos pero varios estudios apunta a que estar al aire libre cuida tu visión. Por ejemplo, la revista Ophtalmology (Outdoor activity reduces the prevalence of myopia in children), señaló que la actividad al aire libre puede reducir el riesgo de desarrollar miopía en niños y adolescentes.

Mejora la actividad cerebral. La muestra más usada para este tipo de investigaciones son niños, pues a menores edades se puede apreciar más los beneficios de hacer actividades al aire libre y el desarrollo del cerebro.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela

Escrito por
Más de Eme de Mujer