La razón por la que deberías compartir mensajes positivos

Por María Gabriela Cartaya

Durante los últimos años nuestro círculo social se ha ido reduciendo, ya que son muchos los familiares, amigos y colegas que se van trasladando a otros países. Y si bien la separación puede ser amarga, también hay formas de estrechar los lazos a diario. Y una buena manera es compartir mensajes positivos. Seguí leyendo y descubrí sus efectos…

Ver más: Horóscopo del 10 de julio

Una de las tradiciones más hermosas que estuvo vigente hasta hace solo unas décadas fueron las cartas. Y si bien los correos electrónicos y los mensajes de los chats no tienen el mismo encanto, son el medio para comunicarnos e incluso generar más empatía con los demás.

Mensajes positivos en clave

Si bien a veces tenemos que silenciar el teléfono –debido al bombardeo de fotos, videos y las decenas de comentarios cargados de emojis–, basta leer unas líneas para experimentar un cambio de ánimo, y hasta ver una sonrisa en el espejo.

Publicidad

¿Por qué sucede esto? Todo se reduce a la empatía y al tono confidencial tanto del escrito como de las respuestas. Expertos en psicología se han dedicado a analizar este fenómeno; y entre las conclusiones señalan que se debe al papel –o pantalla–, la cual abre el pensamiento y los sentimientos.

Nuevo hábito

Vale la pena hacer de esta práctica un hábito; más si tendrá un impacto positivo en tu felicidad. Lo único que debes hacer es proponerte enviar mensajes positivos a esas personas que extrañás. En ellos hablales de tus logros de la semana, de un proyecto que te tenga entusiasmada…

Después solo tenés que cultivarlo. No te preocupes por el ritmo ni por respuestas inmediatas. Acordate, no son correos apresurados o dirigidos a personas anónimas. Los mensajes positivos se caracterizan por ese doble impulso: te permiten desahogarte y ser más agradecida.

Tip Eme:

Publicidad

Hacelo más divertido y dale un nombre a esa correspondencia.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela