Limpiá tu hígado y adelgazá con estas infusiones

El hígado graso es una enfermedad generalmente benigna del hígado, su síntoma más frecuente por regla general suelen ser dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general, fatiga crónica y sensación de pesadez, en especial después de las comidas; pero si hacés ejercicio, llevás una dieta sana y aún así no logras tener la figura que deseas, tal vez necesites desintoxicar tu hígado.

Antes de iniciar una dieta o un nuevo cambio de vida, la medicina tradicional China aconseja que debes preparar a tu cuerpo, especialmente al hígado. Lo cual puedes conseguir sobre todo por las noches. Así que aquí te dejamos unos tés que seguramente te ayudarán a lograr tu objetivo.

Publicidad

Toma mucha agua de limón. Si la bebés por la noche y caliente, la desintoxicación tendrá mayor efecto ya que al estar dormida es cuando el cuerpo reconstruye y regenera sus tejidos.

En caso de que te guste el café te tenemos una gran noticia, esta es una bebida ideal para limpiar el hígado y bajar de peso.

Un estudio de George Mason University muestra que las personas que beben regularmente café tienen hígados sanos.

Té de diente de león. Beber esta infusión antes de acostarte te ayudará a limpiar tu hígado y bajar de peso. Sólo necesitás hervir una taza de agua, añadir una cucharada de diente de león y dejar reposar 3 minutos.

Té de manzanilla. Este té es una maravilla ya que esta planta contiene sesquiterpenlactonas, las cuales ayudan al hígado a desintoxicarse.

Té de jengibre y limón. Necesitas una rodaja de jengibre, medio limón y una taza de agua. Hierve el agua y agrégale la rebanada de jengibre y el jugo de medio limón. Deja que repose 15 minutos y bebelo.

Té de menta. ¿Querés bajar de peso? No dejes de beberlo. La menta es ideal para limpiar el hígado, bajar de peso y te desintoxica.

Té de berro. Sus propiedades ayudan a depurar la sangre e hígado de toxinas y grasas. Sólo necesitás hervir medio litro de agua y agregar dos tazas de berro bien lavados. Dejá reposar 10 minutos y consúmelo antes de dormir.

Así que ya lo sabes no hay excusa para sentirnos bien.

Por Adriana Uribe