Los tips de Federico Barolín: ¿Cómo ayudar a los niños a tener un buen peso?

Por Federico Barolín

Muchas veces recibo consultas sobre como hacer para que nuestros hijos se alimenten bien y puedan tener un buen peso, evitando así la obesidad. Este es un tema muy interesante en donde los principales encargados somos los adultos.

Cuando el niño aprende a sentir la señal de que tiene ganas de hacer pis, los padres festejan porque el niño está creciendo, cuando tiene ganas de hacer caca pasa lo mismo. Cuando un niño dice “papis, ya no quiero comer más, estoy lleno”, normalmente lo que los adultos hacemos es incentivarlo enseguida a comer más, a terminar el plato y apelamos a algunas estrategias como por ejemplo:

Ver más: Los Tips de Federico Barolín: Relacionate mejor con tu apetito

• Comé todo el plato, no seas desagradecido, hay niños en África que se mueren de hambre y vos no queres terminar el plato.
• Comé, sino de noche va a venir el “cuco” y te va a llevar a algún lugar feo
• Dale, no importa que no quieras, comé y como premio te llevo a “x lugar”

Lo que hacemos con esto es no respetar esa nueva capacidad natural que se está desarrollando para aprender a controlar su cuerpo. Mediante todas las estrategias anteriores (y muchas más) generamos programas mentales para que ese niño, cuando sea adulto coma en exceso. En definitiva, cuando incentivamos a que el pequeño coma más de lo que quiere, lo estamos enfermando.

Lo que es claro e importante destacar es que los adultos no hacemos eso para enfermar al niño, al contrario, lo hacemos con el mayor amor del mundo, porque es consecuencia de una creencia que dice “mientras más gordito, más sano”. Lo que puedo decir de la anterior creencia a título profesional y personal es que es basura, así que envíala a donde tiene que estar (al basurero). Más sano será el niño que se alimente bien, se divierta y se le brinde mucho amor.

Publicidad

Mientras haya comida disponible en la casa, ningún niño se desnutrirá, ya que ellos poseen una capacidad natural de autoregulación de su ingesta. Con esto quiero decir que no obligues a tus niños a comer de más, respetalos y educalos, pero no lo incentives a comer de más.

Prestá atención la próxima vez que le hagas un comentario a tus hijos o nietos con respecto a la comida. Cada palabra que le decís puede estar programando su manera de alimentarse, siempre hacelo por lo positivo, sin castigos ni premios y siempre con amor.

Otro punto a destacar y muy importante, si queremos que nuestros hijos se alimenten bien, lo primero que debemos hacer es darles el ejemplo. No nos podemos sentar en l mesa con nuestros hijos, pedirles que se alimenten bien mientras nosotros lo hacemos mal, no le podemos pedir que coman poco mientras nosotros comemos mucho. Los niños aprenden principalmente mediante el ejemplo, si le digo una cosa y hago otra no sirve.

Le puedo decir a mis hijos que coman fruta, pero si nunca me ven comiendo una fruta, no estoy haciendo el trabajo correcto. Insisto una y otra vez: dar el ejemplo es lo más importante.

En fin, si querés ayudar a tus hijos a estar sanos, edúcalos, aprendé y enseñales. Da el ejemplo. Una vida más saludable la hacemos entre todos y ¡a la obesidad también le ganamos entre todos!

Publicidad

 

Federico Barolín es Licenciado en Nutrición y Coach Internacional con Programación Neuro-Linguística. Creó el método “Piense y Baje de Peso” para adelgazamiento definitivo; podés seguirlo en la cuenta de twitter @FedeBarolin

Escrito por
Más de Equipo Eme