Masaje vibracional: el mágico sonido de los cuencos

En estos tiempos, vivir mejor y sentirse saludable es una prioridad. La contaminación no es solamente ambiental sino también personal, por estrés, estilo de vida, noticias. Es por eso que se han generalizado las terapias alternativas, dentro de las cuales, la terapia del sonido con cuencos tibetanos y de cuarzo, es una de las elegidas. ¿En qué consiste? ¿Cuál es su efecto? ¿Realmente es tan buena como dicen? Si estas son las preguntas que te hiciste, en este artículo, te damos la respuesta.

El masaje vibracional también llamado masaje sonoro es una terapia en la que se utilizan los cuencos tibetanos que son de metal y los cuencos de cuarzo. Aunque también se pueden usar el gong, el didgeridoo y otros instrumentos ancestrales que el terapeuta crea conveniente.

Ver más: Los increíbles beneficios de masajear cada dedo de la mano

No obstante, el más difundido es el de los cuencos que el terapeuta golpea o frota con una baqueta produciendo el sonido. El paciente, mientras tanto, se encuentra acostado boca arriba con los ojos cerrados, concentrado exclusivamente en el sonido que recibe.

Este tipo de terapia se basa en el principio de resonancia mediante el cual una vibración que es más intensa y armónica contagia a otra más débil, no saludable o disonante. Es por este principio que la vibración llega más allá, a través de ondas vibratorias y provoca, a su vez, una vibración similar en el cuerpo de la persona.

Es a través de este sonido que se modifican las ondas cerebrales, ayudando a entrar en otros niveles de conciencia, haciendo posible que te vuelvas más receptiva a la autosanación.

Publicidad

Cuencos tibetanos
Se cree que tienen unos 3.500 años de antigüedad. Según la historia, se dice que los monjes tibetanos, luego de caer un meteorito, hicieron los primeros cuencos con esa aleación. Primero los utilizaron como recipientes para su comida. Pero luego al descubrir sus poderosos sonidos, los incluyeron en las ceremonias.

Están confeccionados de manera artesanal, de acuerdo a la aleación de 7 metales que abundan en el Himalaya: oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.

Sus beneficios
Entre sus efectos se encuentran:
– calmar la mente y el cuerpo.
– brindar paz interior
– aliviar el dolor físico y emocional
– reducir la ansiedad, la angustia, la tristeza, el estrés, la depresión, el insomnio y la hiperactividad.
– aliviar los dolores de cabeza, de espalda y musculares.
– mejorar la concentración y la creatividad.

Cuencos de cuarzo
También llamados de cristal, ya que su material es el cristal de cuarzo que es un mineral formado por dióxido de silicio. Este material está en tus huesos, tu sangre, tu cabello, tu piel, tus uñas y tus dientes.
Además su estructura molecular interna en doble espiral es similar a la del ADN humano. Y esto hace que sus propiedades sonoras sean únicas. Ya que producen una onda sinusoidal pura y un sonido multidireccional que se expande hasta un kilómetro de distancia y que puede tardar varios minutos en apagarse.

Sus beneficios
Se explican en cuanto a la percepción y propagación que se da en el cuerpo. A través de la columna vertebral y del agua, su sonido llega a los órganos, tejidos y células del organismo.

Publicidad

Algunos de sus efectos son:
– estimular la actividad de ondas alfa al cerebro.
– aumentar la producción de Linfocitos T
– equilibrar los hemisferios cerebrales
– mejorar la circulación sanguínea.
– restablecer el equilibrio del sistema endocrino.
– mejorar el tejido óseo.
– favorecer la concentración.
– aumentar la conexión a planos vibraciones más altos, ayudando a la elevación del estado de conciencia.
– desbloquear emociones y energía sutil.

Ahora que ya conocés todo sobre el masaje vibracional, ¿te animás a sumergirte en su magia?