Estos son los deportes podés o no practicar durante el embarazo

Todos los médicos aconsejan mantenerse en actividad durante el embarazo y la actividad física no es la excepción. En ese sentido, lo importante es determinar cuáles son los ejercicios más apropiados y aquellos que mejor olvidar durante algunos meses.

¡Tomá nota!

Ver más: El ejercicio es fundamental para combatir la depresión

Caminar: prestá atención a la ropa y calzado que usás, ahí está la clave para que no se vuelva una actividad peligrosa. Probá caminar entre 30 y 60 minutos diarios a ritmo sostenido.

Correr: muchas mujeres lo practican hace años y al momento del embarazo pueden continuar haciéndolo pero con ciertos recaudos. Por ejemplo: no excederse en las distancias, evitar correr en días de mucho calor o humedad y buscar superficies adecuadas en las que se pueda mantener fácilmente el equilibrio.

Bicicleta: este es una de las actividades que mejor postergar para otro momento. Si bien es un buen ejercicio aeróbico, resulta peligroso en la etapa del embarazo porque expone a quienes lo practican a caídas o accidentes. La bicicleta fija puede ser una alternativa, eso sí: no abuses de ella.

Publicidad

Natación: ya sabemos que este es uno de los ejercicios más completos y es apto para embarazadas. La recomendación en ese caso es nadar de manera relajada, nada de apostar a la velocidad y las distancias largas, y limitarse a las de agua templada (ni muy fría, ni muy caliente).

Yoga: |una de las modalidades clásicas para que desarrollen, siempre bajo el asesoramiento de instructores que sepan adaptar las posturas teniendo en cuenta que la mujer está embarazada.

Los no permitidos: por seguridad, es recomendable no practicar cualquier deporte de contacto o que te deje expuesta a golpes y caídas. Por ejemplo: fútbol, esquí, buceo, hockey, patín, entre otros.

 

Publicidad