Diez mitos sobre el ejercicio diario

Diez mitos sobre el ejercicio diario

En los gimnasios se escuchan tantas verdades como mentiras. Mucha de esa retórica llega a crear falsas expectativas y hasta terror. En Eme de Mujer despejamos las dudas y te revelamos la verdad sobre estos mitos del entrenamiento diario.

1. No hagas pesas porque la grasa se endurecerá
El tejido graso no se endurece con la práctica de ejercicios anaeróbicos. Lo ideal es una combinación de ejercicios aeróbicos y máquinas.

2. “Vengo a hacer una clase para divertirme”
Al gimnasio se va a entrenar. Es cierto que el entrenamiento permite liberar estrés y divierte, pero debes tomarlo en serio para evitar lesiones musculares o daños irreversibles.

3. Haz pesas para adelgazar
No se pierde peso con sólo hacer máquinas. Las pesas no son un ejercicio específico para la reducción de grasa porque el sistema de producción de energía durante esta práctica es anaeróbico, lo que implica que durante los ejercicios haya un déficit de oxígeno que evita que la grasa desaparezca.

4.“Las clases de baile son milagrosas”
Una clase de baile debe poseer una metodología específica que permita aportar resultados a los participantes y trabajar ambos lados del cuerpo. Con los aeróbicos no se obtiene la figura que deseas si no hay balance entre el trabajo de pesas, las clases de grupo y un buen régimen alimenticio bajo la tutela de un nutricionista.

5.La frecuencia de hidratación la indica el profesor
La hidratación es conveniente antes, durante y después del ejercicio. Si se está en el clímax de una clase es recomendable mantenerse en movimiento mientras se ingiere líquido para mantener el trabajo cardiovascular.

6.Un suplemento dietético ayuda a adelgazar
No existen productos milagrosos. Debes consultar al médico antes de tomar la decisión de incluir un producto en tu dieta.

7.Las mujeres embarazadas no pueden hacer ejercicio
Las mujeres embarazadas deben hacer ejercicio, siempre bajo la tutela de su médico tratante. Lo importante es evitar los ejercicios de alto impacto (que implican saltos) y cargas excesivas en las máquinas.

8.Las personas mayores no pueden hacer ejercicio
Las personas mayores obtienen muchos beneficios cardiovasculares con el ejercicio diario. Las mejoras podrían ser físicas y psicológicas. Es recomendable realizar ejercicios cardiovasculares moderados como caminar o el entrenamiento funcional, que permite formar un cuerpo capacitado para realizar labores cotidianas.

9.Dejar de cenar para perder peso
Dejar de cenar disminuye la velocidad del metabolismo, lo cual va en detrimento de la pérdida de peso porque el cuerpo funciona más lento. Es importante acelerar el metabolismo realizando las tres comidas diarias, más una merienda entre cada una de ellas. De esa forma, la pérdida de peso es visible porque el cuerpo quema esa grasa y no la acumula.

10.Los kilos que reduces indican tu progreso físico
El peso no es un indicativo de un resultado óptimo en tu rendimiento físico. Al hacer ejercicio hay aumento de peso, pero puede disminuir la talla, ya que reduces grasa, pero aumentas masa muscular. Cuando una persona entrena máquinas, el aumento de peso es un indicativo de aumento de masa muscular.

Compartir