Elimina con láser los zumbidos, tapones y los dolores de oído

Elimina con láser los zumbidos, tapones y los dolores de oído

Por Álvaro Heller*

Fui al especialista de oídos y me dijo que mi oído estaba bien. Pero yo sigo escuchando menos, me duelen con frecuencia y ahora se instaló un zumbido que me enloquece.
¿A quién puedo recurrir?

Si el problema del oído no fuera del oído

No es raro, muchísimas veces los zumbidos, “taponeamientos” (escuchar menos), y los dolores en un oído o ambos son un problema del entorno. Su íntima relación con la articulación  témporomandibular (ATM) que se encuentra inmediatamente por delante, puede ser una causa de lo que nos sucede. Si la ATM está alterada pueden pasarnos muchas otras cosas, como los problemas del oído.

La alteración de la articulación temporomandibular ocurre cuando no trabaja correctamente. Es una de las articulaciones más complejas del cuerpo, es responsable de abrir y mover la mandíbula inferior hacia delante, atrás y de lado a lado. Todos los problemas que impiden el trabajo normal de este sistema complejo de músculos, ligamentos, discos (meniscos) y huesos, se agrupan bajo la denominación de alteración de ATM.

Algunos Síntomas

• Dolores de oído, desde leves a agudos, y desde continuos a intermitentes
• Zumbidos de oído, y/o “taponeamientos” (no escuchamos bien)
• Dolores de cabeza (frecuentemente parecidos a las migrañas), y dolor y presión por detrás o debajo de los ojos.
• Dolores en los músculos de las cara, cuello y nuca.
• Clicks o chasquidos al abrir o cerrar la boca, pudiendo incluso trabarse, o salirse de lugar la mandíbula.

Quiero solucionarlo ya

Lo inmediato para aliviar (o comenzar a aliviar) es el uso del láser terapéutico. Su efecto analgésico y antiinflamatorio nos da paz.

El láser hace mucho más por nosotros: lleva al equilibrio de la articulación, y también regenera los tejidos afectados.

Esto debe acompañarse de un Tratamiento Oclusal, que en muchos casos, sobretodo los más agudos, es corto y fácil.

Si el zumbido o los dolores los tenemos desde hace mucho tiempo (es decir son crónicos) el tratamiento requerirá de más tiempo.

El láser en los Tratamientos Oclusales es fundamental: alivia dolores de cabeza, contracturas músculares, ligamentos inflamados y mucho más. Es más: también los evita.

Tenés que salir diferente y aliviada. Al terminar no sabés si saliste del dentista o de un spa.

“El arte de la vida es el arte de evitar el dolor.” Thomas Jefferson (1743-1826).

*El doctor Álvaro Heller, es odontólogo, director de BioSmile y columnista de Eme de Mujer

Compartir