Padres que no vacunen a sus hijos serán multados

En 1998, un artículo del médico Andrew Wakefield divulgado por la revista médica británica The Lancet, dio origen a un movimiento que con el paso de los años suma cada vez más adherentes: los antivacunas. Según afirmaba la publicación, la relación entre el autismo y la vacunación era muy estrecha, de manera que inmunizar a los niños era una mala idea.

A pesar de que 10 años después el artículo fue deslegitimado por el mismo medio que lo divulgó, el movimiento antivacunas se extendió por Europa y Estados Unidos, y hoy está presente en casi todo el mundo. Una realidad que genera preocupación entre los médicos y las autoridades de salud, ya que la tendencia a no inmunizar a los niños puede provocar brotes de enfermedades que hoy están prácticamente erradicadas.

Publicidad

Muchos países han optado por enfrentar a los movimientos antivacunas con campañas de educación e información. Sin embargo, Australia fue más allá y decidió multar a los padres que no inmunicen a sus hijos.

La medida se enmarca en el programa No Jab, No Pay. Básicamente consiste en que los padres deberán pagar una multa de US$ 21 por cada niño sin vacunar cada 15 días (US$ 42 mensuales).

“Los niños no vacunados son un riesgo para la salud pública”, sostuvo el ministro de Asuntos Sociales australiano, Dan Tehan, quien agregó que la iniciativa “servirá como recordatorio frecuente para los progenitores irresponsables”.

Tehan aseguró que la vacunación en la manera más segura de proteger a los niños de enfermedades prevenibles con la inmunización. “Los padres que no lo hacen, están poniendo en riesgo a los niños de otras personas”, concluyó.

El Mercurio, GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer