Tres dietas saludables con las que podés dar un giro positivo a tu vida

Si te sentís abrumada por todos los consejos contradictorios sobre nutrición y dieta, ¡no estás sola! Parece que por cada experto que dice que cierta comida es buena para ti, hay otro que dice exactamente lo contrario.

Lo importante es adoptar un estilo de vida que te permita sentirte bien contigo misma y entre las dietas saludables optar por la que mejor se adecue a vos. Una alimentación saludable no se trata de limitaciones dietéticas estrictas, adelgazar de manera irreal o privarse de los alimentos que te gustan. Más bien, se trata de sentirse bien, tener más energía, mejorar tu salud y estabilizar tu estado de ánimo.

Publicidad

¿Lista para poner en práctica una dieta saludables y rica?

Dieta DASH
DASH significa Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión. Este plan propone una alimentación diseñada para ayudar a tratar o prevenir la presión arterial alta (hipertensión) reduciendo el sodio en tu rutina. Al seguir este plan dietético es posible reduzcas tu presión unos pocos puntos en solo dos semanas y con el tiempo bajar de 8 a 14 puntos, una diferencia significativa en los efectos positivos para tu salud.

DASH también ayuda a prevenir la osteoporosis, el cáncer, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

Creá un régimen alimenticio que incluya:

  • Granos integrales con menor procesamiento. Objetivo de 6 a 8 porciones por día.
  • Frutas: ingiere frutos frescos o congelados como parte de su dieta todos los días. Objetivo de 4 a 5 porciones por día. Intenta hacer que estas frutas sean bajas en azúcar.
  • Leche o yogur bajos en grasa. Limitate a 2 o 3 porciones por día.
  • Azúcar: podés tener de 3 a 4 porciones de alimentos azucarados cada semana.
  • Alcohol: podés tomar una copa pequeña de vino tinto de vez en cuando.

Dieta mediterránea
Una dieta mediterránea incorpora los hábitos de vida saludables tradicionales de los países ribereños del mar Mediterráneo, como Francia, Grecia, Italia y España. Esta varía según el país y la región, por lo que tiene una variedad de definiciones. Pero, en general, es alta en vegetales, frutas, legumbres, nueces,  cereales, granos, pescado y grasas insaturadas como el aceite de oliva. Por lo general, incluye una baja ingesta de carne y productos lácteos.

La dieta mediterránea se ha relacionado con la buena salud, incluido un corazón más saludable. Los componentes clave de promoción de la salud de la dieta mediterránea identificados por expertos en nutrición y salud son:

  • Un montón de alimentos vegetales como frutas, verduras (incluidas las papas), panes, granos, nueces y semillas.
  • Alimentos mínimamente procesados, y cuando sea posible, comidas frescas de temporada.
  • Frutas frescas como el postre diario típico.
  • El aceite de oliva como principal fuente de grasa en la dieta.
  • Lácteos, aves y pescado en cantidades de bajas a moderadas.
  • Menos de cinco huevos por semana.
  • Carne roja en pequeñas cantidades, y con poca frecuencia.
  • Vino en cantidades de bajas a moderadas (de uno a dos vasos por día para hombres y un vaso por día para mujeres).

Dieta china
Contrario a lo que se comenta, la comida tradicional china es una de las dietas más saludables. Considerá este ejemplo de menú diario:

  • Desayuno: una tasa de alguna infusión caliente, té o café, acompañado de unas dos o tres rebanadas de pan con grasa insaturada.
  • Almuerzo: un vaso de jugo zanahorias con aceite de oliva, 150 gramos de pescado o pollo, 1 puñado de almendras y 1 taza de té o café sin azúcar.
  • Cena: ensalada cruda de vegetales, 150 gramos de pescado al vapor con tofu y 1 taza de té sin azúcar.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Tiene dos años y logró correr con una prótesis de pierna

Un cachorro de tres patas fue su gran impulsor
Leer más