Volvé a lo básico: tomar agua, clave para combatir el estrés

Estás todo el día corriendo detrás de tus hijos y de tus responsabilidades, tanto en casa como en el trabajo, y cuando llega el final del día te das cuenta de que no tuviste tiempo, literalmente, ni de tomar agua. Ahí la explicación de por qué estás tan cansada.

El cuerpo necesita estar hidratado correctamente para funcionar como debe. Si no ingeriste líquidos es el propio cuerpo el que necesita darte una señal de alerta para que lo hagas, y ¿qué mejor que mostrarse fatigado y agotado?

Publicidad

Además, la deshidratación puede afectar tu humor, reducir el flujo sanguíneo que llega al cerebro y repercutir en el estado de ánimo. Una muestra de que esto está sucediendo pueden ser incluso los dolores de cabeza frecuentes

Solucionar estos inconvenientes depende exclusivamente de vos misma. El cuerpo necesita agua, en su estado natural; no todo el líquido que consumas pueden ser refrescos azucarados o bebidas energizantes.