Dale un toque especial a tu casa con ideas originales y poco dinero

Hoy te mostramos varias opciones con un material que seguro no habías imaginado usar de esta manera.
Cada vez tenemos más opciones para crear con materiales que convencionalmente tienen otro destino.

¿Alguna vez pensaste en trabajar con bloques de hormigón? Acá van cuatro propuestas diferentes y sencillas para sorprenderte.

Publicidad

Con bloques de hormigón prefabricados y tirantes de madera podés crear un bonito banco para tu jardín. Los bloques se venden en barracas de materiales de construcción, hay varios formatos. Tenés que elegir el que mejor se adapte a tu proyecto. El precio de los bloques va entre $20 y $40, según el formato y la cantidad que compres.

Para este banco, una vez que definas su ubicación, vas a necesitar un pegamento específico que podés encontrar en ferreterías, búscalo como adhesivo para bloques de hormigón. También necesitás 6 bloques de 40 cm de largo, 20 cm de profundidad y 20 de altura aproximadamente.

Colocálos en el piso, en grupos de tres, pegados entre sí con adhesivo. Paralelo a este grupo, colocá el segundo grupo de tres , a una distancia aproximada de 1,50m.

Encargá en un aserradero, tres tirantes de 3 pulgadas por 3 pulgadas, cepillados, de 1,70 cm de largo. Lijalos con una lija de grano fino y protegélos con 3 manos de protector de madera en el tono que desees. Prestá atención a las indicaciones del producto sobre la proporción para diluirlo en cada mano y los tiempos de secado. Podés pintar los bloques con esmalte de color o dejarlos al natural.

Una vez terminado el proceso de pintura colocá, como ves en la imagen, los tirantes en los orificios superiores de los bloques. Ahora es momento de la deco y de disfrutar tu sillón.

Otra opción, si te ves con confianza para el proyecto, puede ser un sillón con respaldo. Ahí tenés que agregar dos bloques y dos tirantes más y bastante pegamento.

Para una parrilla de campamento como el de la foto solo necesitás generar una base de ladrillos refractarios sobre una superficie nivelada. Este detalle es muy importante. Luego, necesitás 16 bloques y pedregullo para rellenar el interior de los mismos.

Armá el cubo como lo ves en la imagen, apilando dos filas de bloques en forma horizontal. Al centro colocá la leña, carbón o lo que prefieras para tu fogón. Podés agregar una pequeña parrilla y cocinar como de campamento.

Manos a la obra con estas ideas y ¡a disfrutar!

Por María Noel De Maio, interiorista, creadora de Paletizate, integrante de la Asociación Latinoamericana de Diseño.

Más de María Noel De Maio