No tires las cáscaras de huevo, tienen nueve usos que desconocés

Por Reina María Aguilar

Mucha gente cree que las cáscaras de huevo son basura y las desechan. Sin embargo, son un recurso muy útil para la vida cotidiana. A continuación te presentamos algunos de los usos que se les podés dar, para que las conserves y les saques provecho.

Ver más: ¡No la tires! conocé cómo usar la cáscara de banana

  1. Si se pulverizan y se mezclan con esmalte, resultan perfectas para aplicarlas en las uñas que tienen problemas de crecimiento y que son quebradizas.
  2. Según el sitio mejorconsalud.com, la membrana de la cáscara de huevo (la parte interior que es como una película transparente) sirve para promover la curación de cortes y arañazos. Así que, si te lastimás, aplicala y dejá que actúe sola.
  3. Si se hierven cáscaras de huevo en el café, ayudará a reducir la amargura. La clave eslavarlas muy bien antes y luego colar el café para evitar comer los pedazos.
  4. También son útiles en la jardinería por que los depredadores como babosas o caracoles no podrán pasar sobre los afilados trozos de cáscara de huevo.
  5. Si estás empezando a sembrar tu jardín, aunque sea en macetas, podés también aprovechar las cáscaras de huevo. En la tierra, mezclá un poco de cáscaras y abono. También podés esparcirlas directamente en el suelo del jardín.
  6. También ayudan a afilar y limpiar implementos de cocina como la batidora. Para esto, congelá las cáscaras y después tritúralas, mezclalas con agua y luego utilizalas para limpiar y afilar las cuchillas. Además, las cáscaras de huevo machacadas sirven para limpiar las cacerolas que tienen comida pegada en el fondo o paredes. Después de esto debás lavarlas con abundante agua.
  7. Si el perro ha comido algo que no debía, podés machacar un poco de cáscara de huevo junto a un poco de café, hasta convertirla en polvo. Luego espolvoreá unas cucharaditas en su comida y le desaparecerá la diarrea en un día.
  8. Con las cáscaras podés hacer adornos para Navidad. Quizás esto requiera de hacer un curso o tener mucha paciencia, cuidado y buen pulso. También puede ser un excelente entretenimiento para los niños, así como una manera perfecta para gastar menos para decorar la casa.
  9. Tomá un poco de polvo de cáscara de huevo machacado y colocalo en las bandejas de cubos de hielo con agua. Cuando se hayan congelado, frotá en tu rostro para ayudar a reducir la apariencia de las arrugas. También podés preparar una mascarilla para tu rostro, batiendo polvo de estas cáscaras con una clara de huevo, dejala actuar 15 minutos y retirala con suficiente agua al tiempo.

Fuente: La Prensa Gráfica / El Salvador / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer