¿Sos el segundo hermano? Entonces sos más rebelde

¿Sos el segundo hermano? Entonces sos más rebelde

Por María Gabriela Cartaya

La maternidad es una experiencia que no solo cambia la perspectiva que se tenga de la vida; también conlleva mayor responsabilidad y un aprendizaje constante. Si bien dicen que el “orden no altera el producto”, aparentemente, no es del todo cierto; al menos en el orden de nacimiento, pues los segundos hijos tienden a ser los más rebeldes.

Además del favoritismo que suele observarse o en los primogénitos, como en los menores, hay otras influencias que pueden ser significativas. ¿Y cómo determinarlas? Haciendo lo que muchos padres evitan: comparando a sus hijos.

Segundos hijos ¿más problemáticos?
Joseph Doyle, investigador del prestigioso instituto del MIT, realizó una investigación entre familias que viven en polos opuestos del planeta: el estado de la Florida y Dinamarca. Entre las variables analizadas se cuentan salud infantil, escolaridad, composición del núcleo familiar, entre otras.

Los resultados del estudio revelaron que, de hecho, los segundos hijos tienden a ser más desobedientes, a presentar algunos problemas conductuales; o simplemente, más rebeldes en general.

Adolescencia
Otro de los datos de interés es la edad. Tal como señala el grupo de psicólogos, el punto de inflexión se produce alrededor de los 12 años, y puede prolongarse hasta los 21. Durante este tiempo, “el desafío a las reglas establecidas y la toma de riesgos van a más allá del desarrollo de la identidad”.

Una de las soluciones planteadas en las conclusiones, y que es avalada por varios terapeutas, está dirigida a los padres. Y ésta consiste en dedicarle el mismo tiempo a cada uno de sus hijos; además de proveerles de un ambiente cálido, donde se sientan seguros y amados. Así, la competencia se haría más llevadera y ninguno tendría que hacer esfuerzos para llamar la atención.

¿Creés que esta teoría se aleja de la realidad? Entonces hacé un ejercicio de retrospectiva y fijate cómo actuaban tus propios hermanos. En el caso que seas tú uno de los segundos hijos te será aún más fácil identificar los momentos más sensibles en la crianza de tus bebés.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer Venezuela

Compartir