Momentos en los que descubrirás si funcionan como pareja

Estar en pareja es un trabajo de equipo, pero como en todos los equipos hay veces que funciona y otras que no. Sin embargo, existen esas situaciones o momentos claves que serán de gran ayuda para distinguir si funcionarán a largo plazo o no.

1. Se emborrachan y se pelean: Todas las sustancias que alteran nuestra conciencia pueden afectar en mayor o menor medida el filtro de las cosas que decimos. Probablemente estemos más suceptibles o más “boca floja” y digamos cosas que no están bien expresadas, que pueden llevar a problemas con nuestra pareja. Si superás esto, probablemente funcionen.

Ver más: Relación abierta: ¿si o no?

2. Armar un mueble juntos: Esa nueva zapatera que compraste y por la que te negás a pagar el armado no puede vivir en una caja para siempre. Cuando decidís poner manos a la obra y leer las instrucciones probablemente vas a necesitar más manos. Si superan egos y logran interpretar juntos ese complicado manual, tienen parte del camino andado.

3. La primera noche en la que comparten la casa: No hablamos de ese día en el que era muy tarde para volver a casa y decidiste quedarte, sino en el que te fuiste con neceser incluido y llevaste maquillajes, cepillo de dientes, etcétera y te quedaste en su casa. Ese momento de verse lavándose los dientes es probablemente clave, muchos y muchas salen corriendo después de ese instante.

4. Hacer un road trip: No hablamos de irte un fin de semana para afuera, cuando probablemente ya conocés la ruta, sino un viaje de verdad. Estar al volante en rutas desconocidas, siguiendo las indicaciones de un mapa es una de las situaciones más estresantes. Si piloto y copiloto lo hacen funcionar, quiere decir que son un gran equipo.

Publicidad

5. Hacerle un regalo y que le guste: Regalar a nuestra pareja es siempre un momento clave, muchas veces muestra en qué situación están. Dedicar tiempo y paciencia a recordar qué podría agradar al otro siempre es fundamental, porque los detalles son también demostraciones de cariño.

 

Escrito por
Más de Eme de Mujer