¿Conocés el kamasutra japonés? Otra opción para renovar el placer

Por Yessica Mardelli

El kamasutra japonés o Shijūhatte posee varias posiciones muy cómodas y placenteras para la pareja. De esta forma alcanzarán el clímax de una forma más intensa.

Publicidad

Esta práctica cuenta con 48 posiciones inspiradas en las técnicas que utilizan los luchadores de sumo en sus combates. A diferencia del Kamasutra hindú que todas conocemos, estas posturas no son tan incómodas y no se requiere de una gran flexibilidad.

Dakiage
Es perfecta para estimular el punto G y además es muy placentera para los dos. Para realizarla el hombre debe estar arrodillado, mientras que la mujer debe colocarse entre sus piernas boca abajo. El hombre debe tomar las piernas de la mujer y coordinarse para moverse al mismo tiempo.

Darumagaeshi
Esta postura facilita la penetración y los movimientos. La mujer debe acostarse boca arriba mientras levanta su cadera, mientras el hombre la sujeta por las piernas.

Hokakechausu
Es una variación de la posición del vaquero. En esta versión ambos deben entrelazar sus piernas y moverse con mayor libertad. Para no perder el equilibrio, la mujer debe sostenerse con sus brazos, mientras el hombre sujeta también sus piernas.

Midarebotan
Es una posición que cuenta con mucho movimiento. El hombre debe sentarse con las piernas estiradas, mientras la mujer se ubica encima. Ella debe colocar sus piernas flexionadas a los lados para poder subir y bajar como quiera.

Oshiguruma
Es muy parecida a la posición del perrito pero un poco más complicada. Ambos deben colocarse en igual postura que la del perrito, pero la mujer debe elevar sus piernas y sujetarlas a los lados de las de su pareja. Así lograrán estimular más el clítoris y orgasmos más intensos.

Rihishirazu
Para hacer esta posición es necesario que la mujer se recueste sobre una pared o la cama. Ella debe estar acostada sobre su espalda y doblar las piernas colocándolas sobre la cadera de su pareja. El hombre debe sostener sus rodillas para realizar los movimientos.

Podés leer esta nota en Eme de mujer USA

Escrito por
Más de Eme de Mujer