Rompé con los tabúes y animate a ir a un Sex Shop

Por Andrea Bouchot

Si sólo te entraste en un sex shop para reirte con tus amigas, o para comprar cosas para una despedida de soltera, seguro no has imaginado que también podrías comprar una que otra cosita para ti, tu pareja y tu placer.

Ver más: ¿Querés salir con un compañero de trabajo? Antes respondete estas preguntas

Una vez que superes el estigma y tabú, un sex shop no es más allá que una tienda común y corriente que sólo ofrece lo necesario para tener una sexualidad placentera y abierta.

Son espacios libres y seguros para ser tú misma:
A comparación de una tienda de ropa donde te cuesta encontrar tu talla, los sex shops son zonas individualizadas y sin prejuicios. Hay literalmente una cosa para cada persona y cada gusto. Y si no sabés cuáles son tus gustos, podés explorar, aprender y preguntar sin sentirte presionada por comprar algo.

Todos ahí están calificados: Sólo porque vendan juguetes sexuales, no quiere decir que los trabajadores ahí no sepan de lo que te hablan. Como cualquier otro trabajo en ventas, deben tener ciertas calificaciones para tener un buen desempeño. Este tipo de expertos deberán ser especialmente más amables y abiertos.

No hay razón para sentirte nerviosa o avergonzada: Esas fantasías que te avergüenzan son más comunes de lo que creés. No hay porqué sentir nervios o vergüenza, forman parte de ti y debería enorgullecerte el hecho de quererlas hacerlas realidad, y no reprimirlas.

TODO es mejor con lubricante:
Muchas mujeres creen que por necesitar lubricante, están defectuosas, pero en realidad TODO es mejor de la mano de un BUEN lubricante. Aunque la mujer puede lubricar por cuenta propia, hay un sinfín de razones por las cuales podría hacerlo mal (hormonas, embarazo, estrés), así que es completamente natural querer una ayudita de vez en cuando, si no es que siempre.

Hay algo que NO debes preguntar:
Aunque está bien pedir recomendaciones, no es correcto preguntarle a un ayudante cuáles son sus juguetes favoritos. No sólo es una pregunta súper invasiva, sino que la pregunta no te ayudará a determinar qué juguete es para ti. TODOS son diferentes y cada quien tiene sus propios gustos.

Publicidad

Es mejor comprar tus juguetes en una tienda: La clave está en encontrar una tienda donde te sientas cómoda comprando y con personas amigables. Habrán personas especializadas para responder tus dudas y podrás probar casi TODO lo que hay en la tienda, así como tocarlo y verlo. Así como la ropa, los juguetes sexuales deberías verlos, antes de comprarlos.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer México

Escrito por
Más de Eme de Mujer