Sexercise, o el arte de ejercitarse a través del sexo

Sexercise, o el arte de ejercitarse a través del sexo

Por Yessica Mardelli

Las posturas sexuales son usadas para lograr mayor nivel de placer. Sin embargo, muchas ayudan a perder peso sin que nos demos cuenta. Mirá cuáles son.

Cada vez más mujeres se unen al sexercise, una técnica que permite mantenerse en forma y perder peso mientras mantienen relaciones sexuales. La mayoría de estas posturas trabajan la zona abdominal y la parte baja de la espalda. Aunque también hay varias que ejercitan los brazos, cuádriceps y los glúteos.

Si querés empezar a ejercitarte al mismo tiempo que obtenés placer, te contamos cuáles son las posiciones más efectivas para quemar grasas.

Postura del arado
También es conocida como Halasana, en el yoga. Para realizarla la mujer debe acostarse sobre su espalda y con las piernas elevadas hacia atrás en un ángulo de 90°. De esta forma se mantiene elevada la espalda del suelo. Luego deben doblarse las rodillas y llevarlas hasta la cabeza. De esta forma el hombre tendrá que hacer sentadillas para poder penetrar a su pareja. Con esta posición se trabaja el core (zona abdominal, la parte baja de la espalda y los glútoes), las piernas y los glúteos.

La flor de loto
Esta postura trabaja específicamente la zona abdominal, la parte baja de la espalda y los glúteos. Para realizarla el hombre debe sentarse tal y como lo dicta la postura de la flor de loto. Mientras que la mujer se balanceará sobre él rodeándolo con sus piernas.

El perrito erguido
Con esta posición se llega a trabajar los muslos, los abdominales y los glúteos. Para realizarla el hombre tendrá que sentarse sobre sus talones. Mientras que la mujer debe sentarse sobre él con los pies hacia atrás. Empezará a moverse de adelante hacia atrás.

El GPS
Para realizar esta postura es necesario contar con una superficie alta para que el hombre pueda moverse con facilidad. La mujer debe sentarse sobre una mesada de la cocina, por ejemplo, mientras sube sus piernas a los hombros de su pareja. El hombre deberá estar de pie frente a ella, mientras que ella se sostiene de sus hombros para mantener el equilibrio. Con esta posición se ejercitan abdominales, glúteos y piernas.

El puente
Es una postura que requiere de mucho esfuerzo físico por ello es necesario hacerla cuando se tenga mucha resistencia. Para realizarla la mujer deberá hacer el puente mientras su pareja la penetra apoyado en sus rodillas. Esta posición trabaja muchas partes del cuerpo como los muslos, los bíceps, los tríceps, los gemelos y los abdominales.

La carretilla
Las mujeres ejercitan los brazos, el pecho y los hombros, mientras que los hombres trabajan los glúteos y los brazos. La mujer deberá colocarse en posición parecida a las flexiones. El hombre deberá sujetarle las piernas y penetrarla mientras está de pie detrás de ella.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA

Compartir