Apunte de cata: Devil’s Collection White 2014, la vieja leyenda se renueva

Apunte de cata: Devil’s Collection White 2014, la vieja leyenda se renueva

Por Eduardo Lanza*

Bodega: Viña Concha y Toro
Origen: Valle Casablanca, Chile
Precio: $ 375

La línea Casillero del Diablo generó gran parte del reconocimiento mundial de Concha y Toro. Nació en 1953 para el mercado interno y tuvo la singular osadía de asociarse a la maléfica figura de Satanás.

La leyenda dice que en 1883 al volver de su viaje a Francia, Don Melchor se percata que de un rincón de su cava, faltaban botellas de sus mejores vinos. Decidió cortar de raíz con las sustracciones y difundió el rumor, que en ese lugar oscuro más de una vez había visto al diablo. Le dio resultado y nunca faltaron botellas. Buena inspiración tuvieron sus sucesores, al decidir este arriesgado paso de adoptar al diablo como símbolo de Casillero, que hoy es la marca foco de Concha y Toro en el mundo.

Devil’s Collection nace en 2014 y adoptó el inglés para escalar posiciones y ubicarse dentro del sector Premium y de mayor valor. Tres vinos integran esta línea: un tinto, un blanco y un espumoso.

Marcelo Papa es el enólogo que la desarrolló, pensando en que la gente busca vinos distintos, sin importarle tanto la variedad original. Se trata de mezclas que no se identifican, para darle a los nuevos vinos, una nota misteriosa o intrigante. Cada uno se origina en un valle distinto: el tinto en el sureño valle del Rapel, el espumoso al norte, en el Limarí, casi llegando al desierto.

Este blanco en cambio nace en Casablanca, un valle que se recuesta sobre el Pacífico, en la misma latitud de Santiago. Allí, la frialdad del mar provoca unas temperaturas moderadas, que resultan ideales para el cultivo de variedades blancas como la Chardonnay y la Sauvignon Blanc. Es posible que ellas sean las integrantes de este blanco de acidez gentil y buen volumen en boca, que se elaboró en tanques de acero inoxidable, sin haber pasado nunca por madera.

De aroma suave pero muy persistente, combinó muy bien con la musaka de berenjena, cebolla, carne picada y tomate, aderezada con ajo y una pizca de nuez moscada.

sociedad de catadoresEduardo Lanza, Fundador de la Sociedad de Catadores

Compartir