Alessandra Rampolla en Eme de Mujer: “Haz el trabajo de buscar quién rayos eres y quieres ser y ten la valentía de hacerlo”

Foto: Pablo Rivara

por Mariana Malek

Alessandra Rampolla pisa el escenario del America Business Forum en Punta del Este y al verla Ismael Cala —el conductor del evento— sólo puede afirmar: “Qué diosa”. La seguridad con la que se mueve da la impresión de que es, en efecto, una deidad en forma de mujer. Rampolla camina, habla y arrasa a sus espectadores, se roba el show.

Publicidad

El viernes pasado, en el encuentro de negocios fue categórica, no es simplemente una sexóloga que revolucionó la televisión latinoamericana: “Por favor, no me limiten. Soy mucho más que eso”.

Hace más de 15 años, la portorriqueña irrumpió en escena hablando con franqueza sobre temas que hasta el momento eran prácticamente tabú en el mundo de habla hispana. Según explicó, fue su cuñado quien un día en la playa le sugirió ser sexóloga “porque pasaba hablando con amigas de sexo porque tenía dudas y quería saber si a ellas les pasaba lo mismo”.
Tras conquistar el mundo de habla hispana, Rampolla (45) se reinventó como profesional. Se casó, se divorció, estuvo en pareja, escribió libros, creo Universo Alessandra y viajó por el mundo sin tener una dirección fija hasta este año decidió mudarse a Argentina, “su segunda casa” y allí planifica echar raíces. Sobre este y otros temas, Rampolla conversó en exclusiva con Eme de Mujer durante su visita a Uruguay.

—¿Cuáles son sus proyectos en 2020?
—Este año arranqué bien distinto. Estoy haciendo base en Argentina, donde me instalaré todo el año. El año pasado también vine temporadas de tres o cuatro meses y volvía a Puerto Rico. Desde hace un tiempo estoy haciendo teatro con Jey Mammon, con su personaje de “Estelita”. El año pasado hicimos una gira muy exitosa y divertida. Cuando en diciembre regresé a Puerto Rico, pensando que volvería a Argentina en marzo para una próxima gira que nos traería también a Uruguay, me llamaron para hacer el reality “Cuestión de peso” y me pareció una propuesta distinta, Siento que me permite conectar con la gente desde un lugar diferente, saliéndome de mi lugar de conductora experta en sexo, que ya es el tradicional. Eso me permite ejercitar el músculo de la conducción y me parece muy divertido.

—¿Qué te atrajo de la propuesta?
—No quiero sentirme encasillada en nada de lo que hago, si bien para mí es importante ser sexóloga, quiero empatizar con la gente y me hace bien hacer trabajos que tengan impacto. Además, quiero retarme hacer cosas distintas, seguir creciendo y, al mismo tiempo, esto me permite instalarme en Argentina que es mi segundo hogar y segundo país. Me siento muy a gusto, así es un buen sitio para hacer base. Además, por primera vez en 17 años, salgo de trabajar y voy a un lugar donde mi ropa está en una maleta, sino en mi armario. Aunque parezca una estupidez para mí es algo muy grande porque nunca lo tuve en 17 o 18 años de carrera. Entonces el 2020 será un año para armar raíces de vida. Me estoy encargando de proyectos nuevos y estoy súper contenta de vivir en el sur.

— ¿Cuántas veces se ha reinventado como mujer?
— La verdad es que lo hago todas las semanas, todos los días. ¿Qué día es hoy? Si es viernes, ya me reinventé seis veces. Para mí esto es un proyecto, me estoy inventando desde que nací. Como el día que dije no me llamo más Alessandra, me llamo Alessa y otro día dije me reinvento de sexóloga, toda mi vida ha sido un proceso de autodefinirme entenderme y plantarme como quien soy. Eso conlleva experimentar con muchas facetas diferentes. Sucede como con los peinados y las modas, uno experimenta hasta que encuentra lo suyo. Sin embargo, siempre lo hago con la idea fija de ser fiel a mí misma y ser congruente. Son cosas que me ocupan la cabeza y me pre ocupan y que trato de que no me preocupe más para poder vivir más libremente. Estoy en un momento de vida bien cool, siento que estoy como si fuera a la universidad, encontrando todo nuevo, personas nuevas y no tengo mi familia aquí, sé que no es fácil, pero me gusta estar en una cultura diferente.

—¿Qué diferencias tienen los argentinos y portorriqueños?
— Los argentinos son maravillosos y bien distintos a los portorriqueños. Ellos arman bulla donde los boricuas no. Son distintos en muchos sentidos, pero les entiendo el sentido del humor, son ásperos, ácidos y sarcásticos y eso me encanta. También son muy curiosos y es mucha la cultura que existe. Además, creo que Sudamérica es un continente que tiene grandes ciudades, mientras que Puerto Rico es un estado chiquitito. Aquí hay muchas más novedades en mi vida, pero pasando por principalmente por cuestiones personales —que no tienen que ver con los amores— sino más bien con lo que pasa conmigo en este momento.

—Como mujer empoderada que sos, ¿qué le dirías a las mujeres que te siguen?
— Pensarlo con ese preámbulo me hace sentir un poco presionada, pero mi mensaje es que sean genuinas. La experiencia humana es humana para todo el mundo, es difícil y complicada para todo el mundo. Creo que lo único que realmente es bien distintivo de cada uno es que somos nosotros y que nadie más es uno, entonces ser tu propia Marca Registrada, o simplemente ser tú es lo que te diferencia. Ser tú, es encontrar tu propio espacio, tu comodidad, no copiarte de lo que otra gente haga, no seguir al papagayo, tener pensamiento crítico y encontrar el balance del placer, disfrute y satisfacción de vida, no solamente sexual. Ser genuino a eso y encontrarse. Mi mensaje sería se genuina a ti y encuéntrate. Haz el trabajo de buscar quién rayos eres y quieres ser y ten la valentía de hacerlo, porque la verdad es que el resultado final es muy lindo.

Escrito por
Más de Mariana Malek

La primera mujer que dio nombre a un Estadio, podría tener una calle propia

Gonzalo Peralta, un comunicador e hincha de Danubio, propone un homenaje a...
Leer más