Del dolor a la solidaridad: perdió a su bebé y decidió donar su leche materna

La historia de una mamá que decidió donar leche materna tras la muerte de su bebé está dando la vuelta al mundo. Se trata de una mujer llamada Sierra Strangfeld oriunda de Neillsville, Wisconsin, quien junto a su esposo Lee tomó la conmovedora iniciativa de ayudar a otros bebés a partir de la muerte de su pequeño Samuel.

La pareja esperaba a su segundo hijo con entusiasmo hasta que en la semana número 25 del embarazo le diagnosticaron al bebé Trisonomía 18, un raro trastorno genético que ocurre en aproximadamente 1 de cada 6000 nacimientos vivos.

Publicidad

Para este trastorno aún no se ha encontrado la cura ni el tratamiento y por esto tiene como resultado la muerte fetal o muerte prematura. Después de recibir el diagnóstico, la joven mamá decidió someterse a una cesárea de emergencia. “Cuando me dijeron que probablemente pasaría, pedí una cesárea ese día para verlo vivo”, dijo a Fox News.

Samuel nació con vida, con las manos apretadas, los pies golpeados y con muy bajo peso. “Todos síntomas de la Trisomía 18”, relató Sierra. Pero que aun así fue “perfecto”. Tres horas después, el bebé murió y fue entonces que decidió hacerle honor a su hijo ayudando a otros bebés necesitados.

Durante 63 días continuó extrayendo la leche materna que producía para poder luego donarla a un banco de leche. Logró juntar casi 15 litros. “Hubo momentos en que estaba enojada y me preguntaba ¿por qué tenía que sacar mi leche cuando no tenía un bebé que alimentar? ¿Por qué me despertaba en medio de la noche para esto? La otra parte de mí sentía que era lo único que me conectaba con Samuel”, confesó en una entrevista.

Mediante una publicación de Facebook, la mujer relató su historia y contó que esta sería la primera y última vez de la donación: “Caminar por los pasillos del hospital fue solo otro paso en la curación. Y sé, (porque lo sentí), que Samuel estaba allí conmigo”.

Fuente: La Nación / Argentina / GDA