Katie Sowers, la mujer que hará historia como primera entrenadora asistente en el Super Bowl

Un momento histórico será el que se vivirá el próximo 2 de febrero durante le celebración del Super Bowl -evento en el que se disputará la final de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano)- con la participación de Katie Sowers (33), la primera entrenadora asistente mujer en desempeñar el rol.

“Si tu hija sueña con ser entrenadora de fútbol americano en la NFL, bailarina, jugadora profesional de fútbol, profesora, enferma, doctora, astronauta o, incluso, presidenta, solo dile esto: Ella podrá hacer eso y ella cambiará el mundo”, escribió hace unos días la entrenadora asistente del equipo profesional de fútbol americano San Francisco 49ers, tras una de las reuniones antes del campeonato.

Publicidad

Sowers no solo ha llenado las portadas de medios internacionales por el rol que cumplirá dentro de uno de los campeonatos más esperados de Estados Unidos, sino que también por ser la primera persona abiertamente homosexual que acompaña al entrenador Kyle Shanahan en el equipo californiano.

El evento, que tendrá su versión número 54 este año y se realizará en el estadio Hard Rock, en Miami, no ha estado exento de críticas debido a que por muchos años las mujeres solo participaron como animadoras o artistas- en las presentaciones de medio tiempo-, e incluso han sido varios los que han pedido que se elimine la sección de cheerleaders.

Hoy, Sowers es la segunda mujer en ocupar un puesto de entrenador a tiempo completo en la NFL, sin embargo no deja que eso defina su carrera. “Cuando entrevistan a cualquier entrenador que trabaja conmigo, generalmente le preguntan sobre lo que es estar con una colega femenina. Pero para ellos no es algo que piensen, y tampoco algo que yo repase en mi mente. Ellos me ven por mi desempeño como entrenadora y no por ser una entrenadora mujer”, señaló en noviembre pasado a la revista People.

A pesar de convertirse en la primera entrenadora asistente homosexual en la NFL, su vida no estuvo exenta de discriminación por su sexualidad, sobre todo durante su juventud, sin embargo eso no impidió que siguiera sus sueños. “En lugar de ser un obstáculo, fue en realidad un bloque de construcción para mi futuro”, indicó Sowers.

“No importa qué hagas en la vida, una de las cosas más importantes es ser sincero con lo que uno es. Hay tantas personas que se identifican como LGBT en la NFL, y como en cualquier negocio, que no se sienten cómodos haciendo pública su orientación sexual” señaló en una entrevista realizada por Outsports.

Pasión por el deporte
Desde pequeña que Sowers tenía un gusto especial por el fútbol americano. En su ciudad de origen, Hesston, Kansas, a menudo practicaba el deporte junto a su hermana melliza, Liz. “Siempre ha sido un amor natural, constantemente hablaba de ello”, indicó. Incluso, se desempeñó como jugadora profesional en el torneo Wommen Football Alliance y su rendimiento le permitió llegar a la Selección de Estados Unidos.

En 2012 se convirtió en kinesióloga tras sus estudios en la Universidad Central de Missouri, y en 2016 comenzó su carrera en la NFL como asistente de campo de los entrenamientos con el equipo Atlanta Flacons. En 2017 se unió como practicante a los 49ers, y en 2019 fue ascendida a su puesto actual.

“Cuando estoy en el campo de juego y miro a mi alrededor, me doy cuenta de los lejos que he llegado. Veo a las chicas jóvenes ahí afuera en casi todos los partidos, y cuando una madre o un padre me grita: ‘mi hija quiere jugar fútbol’ o ‘mi hija va a ser entrenadora’, esos son los momentos en los que me doy cuenta que vale la pena”, señaló Sowers.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA