La columna de los dientes: Impresión 3D, lo que se viene

por Álvaro Heller. director de Biosmile*

La impresión en tres dimensiones va a producir un “cambio de juego” y traer consigo nuevos métodos de tratamiento, nuevas formas de trabajo en equipo y nuevos modelos de negocios.

Publicidad

La odontología lidera la impresión 3D
La odontología es una de las industria pioneras en este campo de nuevas oportunidades, tanto para la clínica como para el laboratorio, lo cual se podrá apreciar en el International Dental Show, que se celebrará del 12 al 16 de marzo de 2019, en Colonia (Alemania).

Según un análisis reciente, se estima que el mercado mundial de productos de impresión 3D crecerá entre un 13 y un 23%, hasta llegar a un volumen de 25.710 millones de dólares en 2030.

¿Cómo pasará esto?
En el sector de la tecnología médica, la impresión 3D aumentará de notablemente y el desarrollo se realizará en dos fases: primero la “reinvención” de los productos existentes hasta alrededor de 2020, y luego la aparición de materiales cada vez más innovadores y métodos de impresión optimizados.

La impresión 3D está experimentando el mayor crecimiento en los sectores de la medicina y la odontología. Por lo tanto, dentistas, técnicos dentales y la industria dental en sí están asumiendo un papel pionero en esta tecnología.

Los investigadores de mercado ven grandes oportunidades tecnológicas para los aparatos de ortodoncia, prótesis, coronas, puentes, alineadores y modelos, áreas en las que ya se está aplicando en el laboratorio y en la práctica.

De lo que sabemos a lo nuevo
Este proceso de fabricación atrae una atención especial con aplicaciones espectaculares e imágenes vívidas que resultan muy efectivas para la comunicación con el paciente. Por ejemplo, el modelo digital de una sonrisa impreso en 3D sirve como plantilla, que a su vez se utiliza para producir un negativo de los dientes del paciente en silicona y, finalmente, una “simulación de una delgada carilla” de la restauración real para tener una prueba estética inicial en boca del paciente.

Recientemente, un robot implantó también dos dientes impresos en 3D en la boca de un paciente. Y para reproducir la forma original de la mandíbula después de eliminar tumores orales, el lugar del defecto se puede escanear para producir una plantilla mediante impresión 3D. Esto sirve para extraer un bloque de hueso de otra parte del cuerpo (como de la pantorrilla) que se ajusta con precisión cuando se coloca en la boca.

“Es mucho lo que se ha avanzado en esta sección que no habríamos empezado a imaginar hace unos años, y una cosa está clara hoy: la impresión 3D cambiará el flujo de los procesos digitales a largo plazo”, manifestó Mark Stephen Pace, Presidente de la VDDI (Asociación de Fabricantes de la Industria Dental Alemana). “También existen oportunidades clínicas, técnicas y económicas para modelos de negocio innovadores. Todas las posibilidades que surgen de ello para la clínica y el laboratorio se demostrarán en el International Dental Show, en Colonia, en marzo de 2019.

Algunas tecnologías applicadas
Existen muchos métodos diferentes de impresión 3D, como la Estereolitografía, que permite un grado de precisión de micras, que es adecuado, por ejemplo, para plantillas perforadas y que se puede utilizar con una amplia gama de resinas. El método DLP (Digital Light Projector) sobresale porque es extremadamente rápido debido a que utiliza una única exposición del objeto (en lugar de un rayo láser intermitente), y la capa siguiente respectiva del objeto se endurece rápidamente. El método Polyjet alcanza un grado de precisión extremadamente alto (16 micras), funciona de manera similar a una impresora de oficina y no requiere construcciones de soporte ni post-procesamiento de materiales.

Desde el plástico hasta impresiones metálicas: se trata de la fusión por láser selectiva (SLS), la sinterización directa por láser de metal (DMLS) o “lasercusing”, bases de modelos digitales de coronas, puentes y prótesis hechas de aleaciones dentales de metales no preciosos o de titanio.

*El doctor Álvaro Heller, es odontólogo, director de BioSmile y columnista de Eme de Mujer

Escrito por
Más de Eme de Mujer