La ‘rapunzel ucraniana’ que tiene una cabellera de 1,8 metros

Alena Kravechenko está dando de qué hablar en redes sociales y no es para menos. Ha cosechado por años una cabellera que le llega más allá de los talones, tal como ‘Rapunzel’, el personaje de ficción que ayuda a su amado a trepar hasta la cima de una torre, con su larga trenza, para rescatarla del encierro.

La misma Alena se autodenomina ‘la Rapunzel ucraniana‘ en su cuenta de Instagram, que alcanza más de 22 mil seguidores. Conozca a esta joven que parece sacada de cuentos de hadas, pero realmente es de carne y hueso.

Publicidad

‘Pelo natural, rubio de oro. Tengo el cabello hasta el suelo. Bienvenidos a mi vida’. Así se describe la modelo en el perfil de su cuenta de Instagram, en el que comparte con sus ‘followers’ sus fotos modelando, su cotidianidad y algunas curiosidades.

Medios de comunicación como el ‘Daily Mail’ ya han puesto sus ojos en ella. Según aquel portal, Kravechenko declaró en diciembre: “Desde mi infancia, mi madre me dijo que una trenza podía adornar a una mujer. Esas palabras viven en mi corazón y alma durante toda la vida”.

View this post on Instagram

Привет,друзья!❤ Принимаю вызов #челлендж на косу #fishtailbraid от превосходной @angelicaloveavni Не судите строго, плести именно такую косу я не умела, но #youtube был в помощь 🙌но и,конечно, мои прекрасные модели,которые терпеливо сидели пока я учусь)😅 Передаю #челлендж : @dashik_gubanova @eva_divaaa @elizabethyateshair Красотки,жду ваши прекрасные косы💋💋💋 Hello friends! ❤ Accepting the #challenge – #fishtailbraid from the excellent @angelicaloveavni 💕 Don't judge strictly🙈 I didn't know how to weave just such a braid, but #youtube was to help 🙌 but and, of course, my beautiful models that patiently sat while I was studying) 😅 Passing #Challenge: @dashik_gubanova @eva_divaaa @elizabethyateshair Dear, waiting for your beautiful braids💋💋💋

A post shared by ❤Alena Kravchenko❤ (@alenuwka_longhair) on

La ‘rapunzel ucraniana’ también declaró para el diario ‘Daily Mail’ que sus seguidores la deleitan con sus comentarios positivos y una de las peticiones más extrañas que ha recibido es oler su pelo. “Muchos hombres admiran mi cabello, quieren conocerme, viajar, invitarme a visitar su país … a menudo no respondo mensajes para no darle esperanza a un hombre”, dijo.

El mismo portal reveló algunas de las rutinas de Alena Kravechenko, como por ejemplo que se lava la melena una vez a la semana, demorándose aproximadamente una hora en esta tarea. Además, utiliza “productos naturales para que su cabello sea fuerte y libre de frizz”.

View this post on Instagram

Завтра начало зима….не верится и не хочется🙈 У нас очень солнечно, температура +10, на душе душевно и тепло. Шлю частичку своей положительной энергии и тепла🤲 Пусть всегда царит гармония внутри и в мире💙 Photo:@inna_simanovich #аффирмации#длинныеволосы#longhair#rapunzel#длиннаякоса#красивыедевушки#topgirls#odessagram#одесса#длиннаякоса#рапунцель#модельодесса#длинныеволосыукраина#длинныеволосыодесса#волосыодесса#superlonghair#sexiesthair#hairdiva#reallylonghair#longhairdontcare#hairstyle#hairfashion#famouspeople#starlife#verylonghair#hairstyles#рапунцельукраина#rapunzelukraine#longhairbeauty#уходзаволосам#найсхох

A post shared by ❤Alena Kravchenko❤ (@alenuwka_longhair) on

La ucraniana prefiere no arrastrar sus risos para no desgastarlos, por eso es usual verla posando con cola de caballo o trenzas. Comparte sus peinados con sus ‘fans’ de Instagram y está conectada con otras jóvenes de largas cabelleras como @bella_anna_official y @in_lymar.

Su cabello, de 1,8 metros de extensión, es inspiración para estas y otras fotografías creativas, con imágenes en la playa, piscinas, mesas, escaleras, sillas, jardines y bosques, entre otros lugares donde se hace divertidas tomas.

“Probablemente me volveré loca. Viviré como quiero, y no como debería”, dice la ‘instagramer’ en una de sus publicaciones. Y así lo demuestra la joven mujer, de 34 años, quien, según ‘Daily Mail’, ha cosechado su melena desde los cinco años y hoy es madre de Valeria y Miroslava, ambas de siete años de edad. A pesar de todo el trabajo que implica tener así su pelo, no tiene planes de cortarlo.

Fuente: El Tiempo / Colombia / GDA