Lía Salvo, la top del polo argentino visitó Uruguay

Mariana Malek

Lía Salvo es considerada “la elegida del Polo”, un deporte que en palabras del antropólogo argentino Eduardo Archetti fue clave en la construcción de la identidad masculina de su país, lugar donde se juega el mejor polo masculino del mundo.

Publicidad

Catalogada como la mejor polista de su país, la joven de 31 años nacida en el pueblo América de la provincia Buenos Aires, se vinculó al deporte y a los caballos desde muy temprano. Según contó a la AFP, comenzó a montar a los cuatro años, a los 11 ya le pegaba a la bocha con el taco y cerca de los 18 años decidió que su camino profesional estaría ligado al deporte equino.

Su empeño dio frutos. En 2016 se convirtió en la primera mujer en jugar el Jockey Club Open de Buenos Aires y se sumó al team de Adolfo Cambiaso, el mejor polista del mundo. Es esa edición, su equipo se coronó campeón del certamen.

En el marco del Torneo de Polo Femenino en Punta del Este 2019, Salvo vino de visita a Uruguay invitada por Sofía Fernández, organizadora del evento.
Esta semana, Salvo se contactó con las polistas nacionales y de la región. Este es un extracto de la conversación que mantuvo con eme de mujer.

— ¿Cómo se vinculó con el polo?
— Siempre adoré los caballos, pero cuando tenía 18 o 19 años empecé a dedicarme más de lleno. Soy de América, un pueblo en la provincia de Buenos Aires y de a poquito empecé a jugar en Pilar, así fui conociendo gente y empecé a viajar por el mundo.

— ¿Tiene un vínculo familiar con el polo?
— Sí, viene por mi papá que juega al polo, tuvo seis goles amateur y jugó varios años, todavía lo hace para divertirse. Siempre anduve para todos lados con papá y me inculcó el amor los caballos.

— ¿Cómo fue integrarse a un mundo que típicamente es masculino?
— Creo que gracias a mi papá se me abrieron algunas puertas. No digo que fue fácil, pero él me metió en el ambiente del caballo y corrí con ventaja. Me recibieron muy bien, siempre me sumé sin necesidad de renunciar a mi femineidad. Creo que por eso me aceptaron mucho entre los hombres.

— ¿Cuáles fueron los principales desafíos que enfrentó?
— Lo más difícil es viajar por mucho tiempo tan lejos de casa. Si bien los viajes te dan muchas cosas, también te quitan otras, como los momentos en familia o con amigas. Otra dificultad es la soledad. La mayoría de las veces viajo sola y siempre es un desafío llegar a un país y una cultura diferente, tratar con personas que no conozco y montar caballos que nunca monté.

— ¿Cuáles son sus principales destinos?
— Voy mucho a Asia, especialmente Tailandia, Singapur y Malasia. También viajo a Europa, a países como Inglaterra, Italia, España y Francia. En Estados Unidos, voy a Palm Beach en Florida y a Houston. Por otro lado en Argentina juego en Pilar A, donde tengo mis caballos y recibo muchas chicas que vienen del interior a practicar y a jugar conmigo.

— También ha jugado con hombres…
Sí, intento practicar con el equipo mixto. Es más rápido y mejora mi nivel. Me permite alcanzar una velocidad que me sirve para tener más tiempo con las chicas. En el 2016 jugué Abierto Jockey Club en el 2016 con Adolfito Cambiaso, Pablo Mac Donoughy Juan Martín Nero. Hasta ese momento, nunca una mujer había jugado en el abierto.

—¿El polo femenino está creciendo?
— Sí, en el mundo está creciendo y en Argentina se nota muchísimo porque aumentó la cantidad de chicas afiliadas y se está jugando más. En el mundo muchas mujeres están abriendo sus negocios independientes; disponen de su propia plata, su presupuesto y compran caballos, arman equipos, organizaciones con manager, veterinarios. Es una era muy buena para jugar al polo y ser mujer.

— ¿Qué se necesita para ser una jugadora de polo profesional?
— Lo principal es el amor al caballo más allá del polo. Si te gustan los caballos, podés aprender andar y obviamente todo lo que aprendas de chica hará que sea más fácil jugar. No obstante, la base es andar bien a caballo, tener una buena equitación para manejar bien el animal y después viene el tema del taco y la bocha.

—¿Cómo llegó a Punta del Este?
— Llegué a jugar el Torneo Femenino de Polo que organiza Sofía Fernández. A ella la conozco hace mucho tiempo y nos dejamos de durante unos ocho años. En julio de 2018 nos volvimos a encontrar en Saint Tropez (Francia) y conversando surgió la idea de armar este torneo. En ese momento le dije que Uruguay y Punta del Este tenían que tener un torneo de polo. Surgió la idea de que se instale y quedé fijo por varias ediciones. Sofía es una excelente organizadora, tiene buenos contactos armó un torneo que iba a ser espectacular desgraciadamente por el tema climático no pudimos jugar los partidos que teníamos planeados. En el polo lo único que no se puede prever son los factores climáticos, pero pasamos una semana bárbara de encuentro. Creo que este es un verano atípico.

Escrito por
Más de Mariana Malek