Marietta Vitale: “Siento que doy un servicio que ayuda a la gente”

por Ana Guardado*

Marietta Vitale se posicionó como una de las principales referentes en organización y orden de espacios de Argentina. Creó el concepto de Interior Planner, conquistó clientes y dicta seminarios en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. La autora de Terapia del orden visitó Uruguay, dio una charla en AVA La Caleta y presentó su nuevo libro Una vida ordenada; “una guía pensada para que, a través del orden, hagas todo lo que querés, maximizando tu bienestar y el de quienes te rodean”.

Publicidad

—¿En qué consiste y cómo surgió el concepto de Interior Planner?
—Este concepto no existía en Argentina. En EE.UU y Brasil, se hablaba del organizador profesional y nadie entendía de qué se trataba. Llegué al concepto de interior planner; porque interior se leía igual en español y en inglés y la gente sabía qué hacía un wedding planner, entendía que era un planificador o un organizador de bodas. En 2013 empecé con mi filosofía de una “Casa ordenada en una mente ordenada”. Comprobé que cuando planificaba los interiores, también planificaba los interiores de las personas. Sigo sorprendiéndome cuando se refieren a mí como interior planner porque es un concepto inventado y registrado por mí. El boom de Marie Kondo ayudó a posicionarlo. La gente empezó a entender un poco más a que se refiere el concepto. Sigo diciendo que soy organizadora profesional, pero la idea de interior planner era contar que uno está planificando el interior de los espacios y su propio interior.

—¿Qué te llevó a emprender en este mundo del orden y de la organización?
—Vengo del mundo de la publicidad y del marketing. Trabajé en ventas para grandes empresas. Sentía que trabajaba todo el día y ahora, aunque también trabajo todo el tiempo, siento que doy un servicio que ayuda a la gente y eso me faltaba antes. Mi proyecto surge de una gran crisis existencial y de una búsqueda interior para encontrar qué es lo que me gusta. Todos tenemos un don (o muchos) y cuando algo nos sale fácil, nos sale bien, nos enamora, nos gusta, nos causa placer; sería ideal hacer de nuestro don un trabajo y ojalá todos lo lográramos. Así nace esto de ordenar y organizar, de ver que en distintas situaciones ayudé a amigas en mudanzas, a verme siempre involucrada en acondicionar y embellecer espacios. Una astróloga me dijo que tenía la capacidad de encontrar un diamante en un pantano y en su momento no lo entendí. A los meses me di cuenta de que ese era mi trabajo, era lo que me gustaba, lo que me salía fácil, lo que me inspiraba: embellecer espacios, dejarlos más lindos. Y los resultados son que las personas vuelven a encontrarse con sus espacios, a enamorarse de sus casas, quieren quedarse en ellas y no salir el fin de semana porque no logran permanecer en espacios desordenados. Muchas personas me decían que estaban ahogadas en sus hogares y me di cuenta que podía ayudarlos. Comprobé que cuando los ayudaba, vivían y se sentían mejor. Digamos que ordenar los espacios y desahogarlos, ayudaba también a nivel personal.

—Terapia del Orden (2017) invitó a un vivir una experiencia de renovación y a generar un cambio. ¿En qué se diferencia de Una vida ordenada?
—La editorial me contactó para escribir Terapia del orden porque con el boom de Marie Kondo sentían que faltaba la visión occidental. Lo escribí en dos meses, pero volqué en él cinco años de trabajo. Tras leerlo, muchas personas se dieron cuenta que no eran tan ordenados como pensaban, que podían exigirse más y ponerse cada vez más ordenados. Ahí hice un click y me di cuenta de que no alcanzaba con ordenar los espacios, que faltaba la organización a nivel personal, no solo de los espacios.

—Una vida ordenada “hace foco en nuestra primera casa, en nuestro cuerpo”. ¿Cómo se vincula el orden interno con el externo?
—Terapia del orden es la primera parte y es importante porque cuando está ordenado el exterior es mucho más fácil organizarse y ordenarse uno mismo. Es muy difícil pretender hacer una dieta cuando la cocina es un caos y cuando voy a buscar algún elemento para cocinar no lo encuentro. Entonces, el primer paso sí es ordenar afuera. Ponernos en la visión y concientización de que el adentro también es muy importante. Este proyecto habla de esto, complementa del lado de la organización, no solo del orden, sino del bienestar personal, que es fundamental y parte del proceso de vivir en orden. Muchas veces, tal vez la casa está en orden, pero no logramos ordenarnos, encontrar una planificación o tenemos algún tipo de déficit en algún lado, puede ser alimenticio. ¿A quién no le ha pasado que se pone el objetivo de comer mejor, pero no lo logra hacerlo? o ¿quién se pone el objetivo de empezar a cuidar su salud, su cuerpo o empezar a hacer ejercicio y no lo logra? Una vida ordenada agrega este plus de concientización en el bienestar. Nuestra casa es nuestro segundo hogar, el primero es nuestro cuerpo. Una vida ordenada completa nuestro hogar. A ambas cosas le debemos dar mucha importancia. El libro Kybalión habla sobre siete principios que ayudan a vivir mejor; habla del principio de correspondencia y dice que lo que es adentro es afuera y lo que es afuera es adentro. En este proceso y proyecto de trabajo, me di cuenta que cada casa y cada caso no hacía más que reforzar este principio. Cuando la persona estaba bien, su casa estaba mejor, cuando su persona era un “despiole”, su casa también lo era. Entonces, creo hay dos formas: uno puede empezar ordenando afuera para ordenarse adentro y puede empezar a ordenarse adentro para a ordenar afuera. Opté por empezar a ordenar afuera, pero creo fielmente en este principio de correspondencia. Acabo de ser mamá y siento que estoy más atada a otras cosas y que han cambiado mis prioridades. Pero lo importante es buscar la forma de volver al camino. Una vida ordenada y sus siete pasos para lograrlo es un libro de guía donde uno pueda volver a alguno de los pasos cuando sienta que es necesario y bueno repasarlo también.

—“El orden te da felicidad, es un proceso de reencuentro con uno mismo” ¿Cómo ayuda el libro Una vida ordenada a cambiar hábitos que contribuyan a organizar nuestra vida?
—El nuevo libro propone ejercicios, tips, consejos. Es una guía que, a través de siete pasos, ayuda a disfrutar de la familia, de nuestro de hogar, de nuestro tiempo, que las cosas no te carguen. El disfrute está 100% ligado al bienestar. El punto es encontrar y preguntarse qué es lo que a uno le hace bien, poder hacer una lista de hábitos que queremos empezar a cambiar. Este trabajo da bastantes ideas de cuáles podrían ser esas cuestiones. Creo que ahí está mi grano de arroz para aportar a esta felicidad. Intenté hacer un proceso en la toma de decisiones y ese fue el resultado de los siete pasos. Cada uno puede tomarse solo o como parte de un conjunto; lográndolos cada uno acerca un poco más a la meta. Pueden aparecer agentes externos que te desvíen, pero siempre está bueno poder recurrir a ese paso que quedó medio trancado para mejorarlo, repasarlo, rehacerlo. Volver a las pistas y al proceso nuevamente.

—Los ejercicios que propone, ¿ayudan a poner en práctica cada paso?
—Los ejercicios, los testimonios, los tips, los consejos apoyan el paso a paso, apoyan la parte teórica y ayudan a poner en práctica todo. Creo que son fundamentales y son una parte esencial del proceso.

—¿Qué consejo le darías a quienes quieren generar un cambio en su vida?
—Lo más complicado es tomar la decisión. El deseo no cambia nada, la decisión sí. Puede ser un click en nuestra mente, un artículo que leemos, el comentario de una amiga, un libro que nos regalan, cualquier disparador puede ayudar. Una vez que la decisión está tomada, empieza a generarse el proceso. Cuando plantamos la semilla del orden en nuestras mentes, empieza el proceso y después buscamos una guía. El orden es una herramienta y es necesario aprender a utilizarla. El libro plantea ser eso, una ayuda.

Marietta Vitale, Ana Gu.