Meghan Markle: 10 ocasiones en las que se arriesgó a romper protocolo real

REUTERS

La duquesa de Sussex Meghan Markle y el príncipe Harry han tomado la decisión de dar un paso al atrás de sus funciones con la familia real británica, optando por ser financieramente independientes sin dejar de apoyar a la corona. Además, han sumado entre sus proyectos el emprendimiento de una entidad de caridad, mediante la que continuarán su apoyo social.

“Ese equilibrio geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo de forma que aprecie la tradición real en la que ha nacido y proveer, al mismo tiempo, a nuestra familia del espacio que necesita para centrarse en su próximo capítulo”, han indicado en el anuncio oficial de la web Sussex Royal.

Publicidad

El hecho, ha generado cierta controversia, sobre todo luego de la peculiaridad de Markle al ‘retar’ en más de una ocasión al código real, siendo la más reciente la ausencia de la pareja durante las actividades protocolares de Navidad.

Estos fueron diez momentos en los que Meghan dio que hablar con sus decisiones contra la corriente del código real británico.

AFP

1. Caminar sola al altar: luego de que su padre no pudiera asistir a la boda real, lo adecuado habría sido que Meghan Markle camine del brazo junto al príncipe Carlos. Sin embargo, la duquesa de Sussex decidió recorrer un tramo sola.

2. No usa pantys: el código de la realiza indica que las mujeres no pueden tener las piernas “desnudas”, acción que Kate Middleton y la reina Isabel siempre tienen en cuenta, pero que Markle ha evadido más de una vez, como por el ejemplo en el anuncio de su compromiso con el príncipe Harry.

3. Dar autógrafos y tomarse fotografías: Meghan Markle siempre se ha caracterizado por su cercanía con a gente. Ella, ha sido de las primeras en darle autógrafos a sus ‘fans’, sobre todo si se trata de niños, a pesar de que hacerlo implica que puedan falsificar su firma (razón por la cual está prohibido).


AFP 

4. Off Shoulders: dejar los hombros al descubierto también va en contra del dress code real. Sin embargo, Meghan llegó al evento “Tropping the Color” con un look nude de hombros descubiertos.

5. Muy enamorada: por más extraño que parezca, los miembros de la realeza tienen prohibido las muestras de afecto y cariño en público, por normas de tradición y decoro. Sin embargo, Meghan y Harry no han tenido reparos en ello, y hasta se han besado en público en una oportunidad ajena a su boda.

6. ¿Negro?: sumado al dress code real, está la regla de evitar el color negro en ocasiones que no sean oficiales de la corona o funerales. Sin embargo, Meghan asistió a la premiación de los British Fashion Awards con un vestido de color negro one shoulder y las uñas pintadas del mismo color (cuando en el caso de la manicure solo les queda permitido el tono nude).

Foto: Reuters

7. No usar sombrero: en la mayoría de ocasiones oficiales las mujeres de la familia real deben llevar sombreros como tradición, pero en el primer viaje a solas de Markle con la reina Isabel II esta decidió no lucir uno.

8. Feminista: los miembros de la familia real no tienen permitido expresar sus opiniones ni posiciones políticas en público, sin embargo Meghan Markle siempre defendió su postura feminista y logró que esta se incluya en su perfil oficial de la página web real.

9. Volver a casa: la costumbre dicta que las familias de la realeza deben pasar las fiestas de Navidad junto a la reina Isabel II, y cumplir con todas las ceremonias previas, como la cena oficial. Sin embargo, este año la duquesa de Sussex decidió pasar las fiestas de fin de año apartada de la familia real y junto a su madre, en Canadá.

10. La separación: en medio de la controversia, la familia real conformada por el príncipe Harry, Meghan Markle y el pequeño Archie, ha dado a conocer su paso al costado y renuncia a las funciones en la familia real británica, afirmando que trabajaran para ser financieramente independientes.

Fuente: Viú / El Comercio / Perú / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer