Miss Bolivia perdió su título por incumplimiento de contrato al quedar embarazada

Para Joyce Prado (22), una de las noticias más felices de su vida personal trajo consigo una gran consecuencia en el ámbito laboral. Esto porque después de anunciar que estaba embarazada de su primer hijo junto al modelo paraguayo Rodrigo Giménez, fue despojada de su título como Miss Bolivia 2018.

La razón tras esta decisión fue un “incumplimiento de contrato” con la agencia de modelos Promociones Gloria, la que está encargada de llevar a cabo y producir el concurso Miss Bolivia, y para la que la joven trabajaba.

Publicidad

En un comunicado enviado por la agencia aseguraron que las razones para la destitución de Prado en el concurso y su título fueron, “estrictamente relacionadas al incumplimiento contractual”, dejando claro que mantienen “relaciones cordiales, en un ámbito de comprensión, resguardando la cláusula de confidencialidad”. Además, la agencia de modelos no dejará que Joyce entregue la corona en la noche final de Miss Santa Cruz, ya que según aseguraron, “si bien tener un embarazo es una felicidad para cualquier mujer, las misses deben cumplir un contrato, y al incumplirlo pierden todos sus beneficios y el título”.

Sin embargo, la modelo parece no estar preocupada por esta noticia ya que la emoción de convertirse en madre por primera vez es más grande que su vida laboral. “El milagro de la vida es indescriptible, más aún cuando se trata de la llegada de un nuevo integrante a la familia. Llegar a convertirse en padre o madre puede ser el desafío más importante que se nos presente en la vida”, escribió en su Instagram tras anunciar su embarazo.

“Yo quiero compartir con ustedes que soy la mujer más feliz del mundo porque mi vida está llena de amor, porque junto al hombre de mis sueños estamos empezando a vivir la etapa más bonita de nuestras vidas: ser papás”, señaló la joven. Según informó el Daily Mail, Prado representó a Bolivia en el concurso Miss Universo 2018 realizado en Tailandia. Sin embargo, no logró llegar a las semifinales.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA