Remedios caseros para eliminar la alergia y aliviar la congestión nasal

Definitivamente, una de las peores sensaciones que podemos experimentar es la falta de aire. El hecho de tener la nariz tapada puede ocasionarnos problemas graves como la sinusitis o rinitis. Sin contar la fatiga constante de tener que respirar por la boca.

En esta nota les presentamos algunos remedios caseros para la congestión nasal. Cada una de ellas son excelentes para combatir la gripe o las alergias a tiempo y además, te proporcionarán un alivio inmediato de forma eficaz.

Publicidad

Colocar la cara en vapor y tratar de respirar normalmente
Herví en una olla dos litros de agua y agregale dos ramas de eucalipto incluidas las hojas. Esperá a que salga el vapor y respirá lentamente, inhalá y exhalá hasta que sientas alivio. Mantené una distancia prudente para evitar que tu cara se queme con el calor. Las altas temperaturas ayudan a eliminar los mocos atascados y el vapor favorece a liberarlos. Con ello evitas que se queden pegadas dentro de la nariz, y una posible sinusitis.

Lavar la nariz con agua salada
Una buena opción es aplicar en las fosas nasales solución salina para eliminar la mucosidad. Podés emplearla en gotas o con spray. Los componentes del agua salada ayuda a debilitar las partículas que componen los mocos. Solo debes mezcar tres dedos de agua y una cucharada de sal. Revolvé bien y tratá de inhalar un poco por la narina afectada.

Hacer ejercicio
Aumentar tu ritmo cardíaco permite despejar las fosas nasales. Intentá trotar o andar en bicicleta por unos quince minutos y notarás cómo poco a poco las vías respiratorias van mejorando. Evitá practicar ejercicios de alto impacto.

Tomar líquido
Cuando tenés congestión nasal debés tomar tres litros de líquidos al día. Esto evita bloqueos en los senos paranasales. Antes de dormir, un té o manzanilla es una excelente idea, te relajará y aliviará el malestar.

De igual forma, casi todos los líquidos pueden ayudarte a mantener hidratado al cuerpo cuando se está enfermo. Esto incluye el agua, las bebidas deportivas o incluso jugos. Ayudan a diluir la mucosidad en sus fosas nasales, expulsando los líquidos de tu nariz y disminuyendo la presión en sus senos paranasales. Menos presión significa menos inflamación e irritación. Si tu congestión nasal está acompañada por un dolor de garganta, el té caliente y la sopa también ayudarán a aliviar la incomodidad en su garganta.

Usa mentol
Coloca en tu cuello o pecho alguna crema con mentol antes de dormir o después de una ducha en la mañana para ayudarte a respirar mejor. Su fuerte olor disminuye la congestión. Este es uno de los remedios caseros para la congestión nasal favoritos de la abuela.

Colocar un paño caliente en tu frente, cuello o nariz
Una compresa tibia puede ayudar a destapar una nariz ya que abre los conductos nasales desde el exterior. Primero empapá una toalla en agua tibia, luego exprimila, doblala y colocala sobre tu nariz o frente. El calor puede proporcionar comodidad contra cualquier dolor y ayudar a aliviar la inflamación en las fosas nasales. Repite esto tantas veces como sea necesario.

Podés leer esta nota en Eme de mujer USA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

La atleta que logró cambiar las políticas de una marca con su maternidad

Nike cambió sus políticas y cuidará a sus atletas mujeres
Leer más