Sharon Stone recibió premio a la Mujer del Año y recreó la escena de Bajos Instintos

Sharon Stone lo hizo de nuevo, pero diferente. La actriz recibió este fin de semana el premio a Mujer del Año por parte de la revista masculina GQ, en Berlín, Alemania, y recreó la escena de Bajos instintos con la que llamó la atención de Hollywood en los 90. Frente al auditorio que la miraba expectante, terminó dando un discurso en el que dejó claro qué sintió en el momento de la filmación y dio un mensaje de empoderamiento.

En el marco de los premios de esta revista, Stone -tras recibir un galardón con el cual la homenajearon-, pidió una silla para sentarse sola en medio del escenario. Desde allí, comenzó a hablarle a los presentes de la escena que le cambió la vida, pues su papel como Catherine Tramell le valió una nominación a un Globo de Oro y el reconocimiento mundial.

Publicidad

Recordemos que en el filme que protagonizó junto a Michael Douglas en 1992, el personaje de Stone era una acusada de asesinato que a la hora de ser interrogada por los detectives se cruzaba de piernas varias veces, con una actitud muy provocadora.

“Hace algunos años, antes de que se nos permitiera ser quienes somos en nuestros pequeños pueblos, yo estaba sentada en un estudio cuando mi director me dijo: ´¿Me podés pasar tu ropa interior, porque la estamos viendo en la escena y no debería verse? Pero no veremos nada´. Y yo dije: ´Sí, claro´. No sabía que este momento cambiaría mi vida”, relató Stone al hacer referencia a Paul Verhoeven, quien dirigió la película.

Fue entonces que le pidió al público que imitara sus movimientos. “Lo que me gustaría que hicieran es que pongan los pies en el piso como lo estoy haciendo yo, todos ustedes, y así quiero que se unan a mí en el momento que cambió mi vida. Listo, rodando”.

Stone cruzó las piernas y el público, entre risas, la imitó. “¿Se sienten empoderados? Puede ser que no. Hagámoslo de nuevo”, dijo y cruzó nuevamente las piernas y se quedó mirando a la audiencia que ya estaba en silencio.

“Cada uno de ustedes tendrá un momento como el que tuve yo, un momento que cambiará sus vidas, pueden darse cuenta de que está pasando o puede que no. Pero lo tendrán si es que ya no lo tuvieron y van a ser responsables por él (…) Y la gente les hará preguntas muy difíciles, si aún no se las han hecho. Así que, el momento de decidir quiénes son, es ahora. Y el tiempo en el que tengan que decidir qué van a hacer con la parte más tierna, salvaje, hermosa, apasionada e importante de ustedes mismos, es ahora. ¿Qué van a hacer con ella? Yo les digo qué hice con la mía: yo la respeté”, dijo y volvió a cruzar las piernas.

“Y les digo que todos ustedes hagan lo mismo porque todos tenemos el derecho de ser poderosos en cualquier forma de sexualidad que elijamos tener y nadie tiene el derecho de sacarnos ese derecho. Deben presentarse a sí mismos de forma que los respeten de manera gentil y amada”, explicó.

Luego hizo referencia a los abusos que se viven día a día. “Todo esto se fue de control y ya se había ido de control antes de que todo esto empezara. Y, en mi opinión, la única manera de que esto cambie, es tener leyes reales escritas de delitos graves y delitos menores; y tener servicios sociales funcionando de manera real en nuestras vidas”.

En cuanto a su premio, expresó: “Yo estoy aquí como la mujer del año, pero no como un individuo, sino como una mujer que está con y para las mujeres. Estoy aquí con mi gracia, con mi sensibilidad, y con mi dignidad. Y les diré que fue muy difícil lo que pasé después de que yo solo hice esto [y nuevamente se cruzó de piernas]”.

“Así que les quiero decir gracias por elegirme la Mujer del Año porque hubo un tiempo en el que yo solo era una broma. Gracias, muchas gracias. Y síganle diciendo a cada pared que se caiga”, terminó, haciendo también referencia al 30 aniversario de la Caída del Muro de Berlín.

ADEMÁS