Stéphanie Labbé, la jugadora que desafía a los futbolistas

Stéphanie Labbé desafía los prejuicios desde el frente: la golera del equipo canadiense participará por tercera vez en un Mundial este verano boreal en Francia luego de haber querido jugar en un campeonato masculino, algo que le impidieron por reglamento.

Labbé es la mujer que desafió a los hombres en su propio campo… de fútbol. A principios de 2018, la medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Rio-2016 había perdido la motivación cuando decidió, a sus 31 años, mostrar a los hombres que su lugar estaba a su lado en un terreno de juego. Después de ser rechazada por varios equipos, convenció al entrenador del club canadiense de Calgary, que juega en el equivalente a la cuarta división del campeonato norteamericano, de darle una oportunidad.

Publicidad

Labbé, como ella misma relata en una columna en el sitio americano ‘The Player’s Tribune’, tenía dudas desde el primer día “de poder aguantar el volumen de entrenamiento”, incomparable con el que había conocido hasta entonces. Pero aguantó físicamente e incluso llegó a participar en varios partidos amistosos durante la campaña 2018.

“Mi género es mi género”
Sin embargo, la golera se estrelló con la realidad cuando los dirigentes del campeonato recordaron al Calgary que el reglamento especificaba que el equipo debía estar compuesto exclusivamente de hombres. “Claro que fue difícil que me dijeran que no podía jugar por algo para lo que no tenía ningún control”, explica a la AFP. “No podía volver a casa y trabajar en ello o cambiarlo ya que mi género es mi género”, recuerda.

A pesar de sus peticiones a la liga, de un procedimiento judicial y del apoyo de su entrenador y de sus compañeros del Calgary, Labbé terminó por rendirse. Aunque había perdido la batalla, ella siempre consideró que había ganado. Se marchó a un club femenino en Suecia para terminar la campaña 2018 y, desde marzo, juega en el NC Courage, una franquicia de la liga profesional estadounidense (NWSL). “Ser capaz de demostrar que puedes jugar a ese nivel y que puedes soportar (el entrenamiento) es muy importante para tu confianza”, explica.

“Esto avanza”
“Es también una fuente de inspiración para las jóvenes jugadoras de todo el mundo. Esto les dice ‘no os pongáis límites por culpa de los reglamentos y/o de vuestro género”, insiste la arquera, internacional por su país en 59 ocasiones.

Labbé no es la única que combate por la igualdad y en contra de la discriminación. Las campeonas del mundo estadounidenses lanzaron un proceso judicial contra su propia federación para obtener los mismos salarios y las mismas condiciones de trabajo que sus pares masculinos.

“Lo que ellas han hecho es súper importante ya que nos muestran el camino y nos dan la oportunidad a otras a través del mundo de seguir su ejemplo”, subraya. “Esto avanza pero aún hay un largo camino por delante (…) Habremos progresado cuando no haya distinción entre las deportistas y los deportistas y cuando nos consideren simplemente a todos como profesionales”, reconoce.

A la espera, Labbé sueña con seguir ampliando su palmarés y poder ofrecer a su país una Copa del Mundo. “Queremos traer el trofeo a casa. Somos realistas y sabemos que hay otros cinco o seis equipos que pueden decir lo mismo al comienzo del torneo”, reconoce.

Fuente: AFP

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Archie será bautizado en la misma capilla que se casaron sus padres

El pequeño vestirá una réplica del original faldón con encaje de Honiton...
Leer más