Modelo española fue víctima del cáncer, está curada y dona su cabello para hacer pelucas

María Sánchez (27) pasó siete años de hospitalizaciones, operaciones, quimioterapia, trasplante de médula y radioterapia, después de que se le descubriera un tumor en el mediastino (espacio entre los pulmones, columna vertebral y el esternón).

Desde los tres y hasta los diez años, la actual modelo vivió complejos momentos en los que conoció a diferentes trabajadores y pacientes con los que fue formando lazos dentro del Hospital Niño Jesús de Madrid. Muchas veces vivió momentos de risas, pero también de mucha tristeza cuando volvía al centro de salud y no encontraba a alguno de los amigos que había conocido durante los tratamientos.

Publicidad

La mujer recuerda a Rubén, quien un día no regresó al hospital y cuando preguntó por él, le respondieron que lo habían dado de alta. Cuando creció supo que la verdadera razón de la ausencia había sido porque su amigo no había podido superar la enfermedad.

Al empezar el tratamiento con quimioterapia, la caída de su pelo fue una de las cosas que hoy recuerda de su larga lucha. A pesar de nunca haber usado peluca, siempre utilizaba trapos de cocina en su cabeza para simular que llevaba el pelo largo. “Me gustaba no tener pelo. No recuerdo a ninguna niña con peluca, creo que en mi época no era común”, relató la modelo.

Según relató a El Mundo con motivo del Día Mundial del Cáncer, durante sus años de niñez vivió lo que es el bullying en medio de complejos procesos oncológicos. Así recordó una incómoda situación cuando caminaba por la calle y un niño de su edad se le acercó a darle la mano, pero la madre del pequeño lo sacó rápidamente de su lado. “Creería que el cáncer era contagioso”, indicó María.

Su forma de ayudar
Hoy, después de superar la enfermedad, decidió que cada dos años donaría 40 centímetros de su cabello a la organización Mechones Solidarios, dedicada a confeccionar pelucas para adultos. “Quería donar sangre, pero me dijeron que no podía. Por eso envío mi cabello para hacer pelucas”, contó la malagueña.

En España, la fabricación de una peluca tiene el costo de 300 euros y el 90% de las asociaciones de productores las entregan de forma gratuita. Estela Guerisoli, presidenta de Mechones Solidarios, contó que a los menores de 14 años y a las familias de escasos recursos se les entregan gratuitamente, pero que los pacientes que tienen mayores ingresos económicos pueden llegar a pagar hasta 500 euros por ellas.

“Al conseguir el pelo de forma gratuita, el costo de la peluca desciende casi un 80%”, explicó Estela. Para poder donar pelo a estas organizaciones, se pide a las personas lavar el cabello antes de cortarlo y extraer un mínimo de 30 centímetros. No se requiere un tipo específico ya que puede ser rizado, liso, ondulado o, incluso, haber sido intervenido químicamente.

Actualmente, María Sánchez es una conocida modelo que a pesar de no contar con la estatura para las pasarelas -por los efectos del cáncer-, triunfa burlándose de la estética. Ganó el mayor título de belleza de su ciudad, está casada, es profesora, tatuadora y le ganó a una de las peores enfermedades por las que pasan millones de personas en el mundo. A pesar de atravesar por difíciles situaciones, ella sacó lo mejor de cada momento y cree que su enfermedad fue para mejor, ya que hoy puede ayudar a otros gracias a ella.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer

La columna de los dientes: Lluvia de Implantes

Columna del Dr. Álvaro Heller, director de Biosmile
Leer más