Tres pasos para cuidar la piel de tu rostro

por Bettina Frúmboli*

Los cuidados necesarios del cutis varían de acuerdo a la edad, tipo de piel, cambios hormonales o efectos del clima. Otro aspecto relevante al momento de elegir una rutina facial suele ser el tiempo disponible para llevarla a cabo. Por tanto, una limpieza breve pero que siga siendo efectiva es una alternativa ideal para quienes tienen agendas complicadas.

Publicidad

Limpieza a medida:
Es importante elegir un producto que sea capaz de remover las impurezas de la piel. Las opciones abarcan desde barras y geles hasta leches limpiadoras y aguas micelares. También es clave no confundir la limpieza con desmaquillarse. Primero se retira el maquillaje y luego se procede a la limpieza. Para ahorrar tiempo: elegir productos 2 en 1.

Suero:
Como segundo paso se suele usar el tónico, porque complementa la limpieza y deja la piel lista para la hidratación.

Un buen reemplazo del tónico sería un sérum facial el cual se caracteriza por combinar una alta concentración de activos con una textura muy fluida y libre de aceites, que debido a su densidad actúa en las capas más profundas de la piel. Haciendo ese reemplazo de productos se mantiene una rutina corta, pero potente.

Hidratación con protección solar:
Todo proceso facial diario termina con la aplicación de un producto hidratante, mucho mejor si incluye protección solar. Las variantes más comunes son geles o lociones ligeras durante el verano y cremas más densas para los meses más fríos.

Este último paso completa la preparación de la piel antes del maquillaje.

 Exfoliación:

Técnica que consiste en retirar las células muertas de la piel mediante un proceso mecánico o químico. Aplicada con frecuencia, estimula la oxigenación de la piel y mejora la apariencia del cutis. El momento justo es después de la limpieza.

 Mascarillas:
Son ideales para atender necesidades específicas. Su acción intensiva las convierte en aliadas poderosas de cualquier tratamiento de belleza. Pueden ayudar a combatir los signos de fatiga, descongestionar o reparar y nutrir antes de una ocasión especial.

Protector solar:
Si bien los productos cosméticos han incorporado un factor de protección solar – por lo general SPF15 – a sus fórmulas para tratar pieles sensibles, con tendencia a pigmentación, con manchas o aquellas pieles que están siendo tratadas con ingredientes fotosensibles, siempre es conve- niente protegerse con una capa de bloqueador superior a spf 30.

*Bettina Frúmboli es make up artist de celebrities en Argentina. En Buenos Aires, reúne un staff de talentos que durante años han creado tendencias en maquillaje. También dirige su Escuela de Maquillaje Profesional donde ofrecen cursos de formación actualización para maquilladoras. Encontrá más información en www.bettinafrumboli.com

Escrito por
Más de Eme de Mujer

Lleva más de 20 cirugías para parecerse a Kim Kardashian y la última resultó desastrosa

Pamplona ha invertido cerca de 500 mil dólares para ser la doble...
Leer más