Tres rituales que podés hacer en la mágica noche de Halloween

Se considera que esta es la noche más mágica del año. Quienes creen aseguran que en Halloween la frontera entre lo natural y lo sobrenatural queda en suspenso y los muertos deambulan por el mundo de los vivos.

Mientras algunos salen a celebrar y divertirse con disfraces y dulces, otros prefieren quedarse en casa y aprovechar las “energías” que se desprenden por la noche, y realizar rituales de limpieza, protección y llenarse de positividad. En esta nota, tres opciones de rituales que podés hacer:

Publicidad

Ritual de purificación
Los más fáciles de realizar son aquellos en los que aprovecha la influencia de la luna y utilizan como herramienta las velas. Encenderlas, es invocar luz. Colócalas sobre un plato blanco y prendelas con una intención. Pensá en desprender todo lo negativo y pedí atraer lo positivo.

Ritual de espiritualidad interior
Es un llamado de la luna, ideal para obtener confianza en uno mismo y energía positiva. Para hacerlo necesitarás una caja de cristal (como por ejemplo un alhajero). A la medianoche poné la caja a la luz de la luna y haciendo que ésta se refleje en la caja, decí: “En este receptáculo de claro material, yo guardo esta fuerza sin igual”.
Este ritual puede hacerse tres veces, abriendo la caja y repitiendo: “Fragmento de potencia lunar que aquí te ves, otórgame tu poder por primera vez”. Debes visualizar tus metas. Al terminar este procedimiento, lavá la cajita con agua a la luz de la luna, sécala y envuélvela con tela blanca hasta la próxima noche de Halloween.

Ritual de amor
Este ritual puede hacerse en pareja, pero si estás soltera, podés usarlo para acercar a la persona ideal. Si podés realizalo en un lugar donde haya agua, ya sea un río, la playa, una laguna o una piscina. Partí una vela y colócala en la mitad de una nuez, derretila un poco y sumale un cascabel. Encendela y déjala fluir con el agua mientras pedís tus deseos en el amor. El sonido del cascabel, levantará las fuerzas y la luz de la vela iluminará tú petición.

Podés leer esta nota en Eme de mujer EE.UU.

Escrito por
Más de Eme de Mujer