Picaduras de arañas, abejas, zancudos y avispas: qué hacer y cómo prevenirlas

En un asado familiar o un día de piscina con los amigos, muchas veces la diversión se termina por algún ataque de abejas, zancudos, avispas e incluso arañas, entre otros insectos. Por lo general, son mordeduras o picaduras leves, que pueden producir enrojecimiento, picazón, ardor, aumento de volumen e incomodidad.

Gustavo Valderrama, jefe del Servicio de Urgencia Materno Infantil de Clínica Dávila, señala que, si bien las picaduras de insectos tienden a tener una buena evolución, en algunas ocasiones pueden infectarse. “Existen casos más complejos que pueden verse en picaduras de abejas y avispas, que a veces generan graves reacciones alérgicas como el shock anafiláctico, que sin tratamiento es mortal”, explica el médico.

Publicidad

 

Para evitar cualquier emergencia, Valderrama recomienda agitar y revisar toda la ropa al momento de vestirse, sacudir las toallas, separar las camas de los muros, sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas, y realizar aseo prolijo en el hogar, especialmente en los lugares oscuros y con poca luz como el clóset, muebles y bodegas.

Qué hacer y qué evitar. Frente a una picadura de insecto, el médico recomienda:

1.- Alejarse del lugar donde fue el ataque evitando más mordidas o picaduras.
2.- Si hay un aguijón visible, debe ser retirado.
3.- La picadura o mordedura debe ser lavada con abundante agua y jabón, para disminuir la probabilidad de infecciones.
4.- Es recomendable aplicar frío local con unidades refrigerantes o con una bolsa plástica con hielo, lo que reduce la inflamación, calma el dolor y disminuye la picazón.
5.- Si la mordida o picadura se ubica en una extremidad, es bueno mantener la zona afectada en alto.
6.- Existen cremas en el mercado en base a calamina y difenhidramina que pueden ser aplicadas cada 6 a 8 horas en la zona afectada, si la lesión no ha roto la piel o está sangrando. No se recomiendan cremas en embarazo o lactancia y no deben ser utilizadas si alguna vez han generado alergias.
7.- El uso de antihistamínicos puede disminuir la picazón. Sin embargo, deben ser prescritos por un médico sin caer en la automedicación, en especial en niños.
8.-Si es posible, guardar en un recipiente al insecto involucrado. Se recomienda hacerlo, en especial si es un arácnido o un alacrán.
9.- No debe succionarse el veneno o abrir ningún tipo de herida provocada por un insecto con el fin de “extraer el veneno”. Esto no tiene utilidad y puede generar complicaciones.

Cuándo consultar. Según Gustavo Valderrama, se debe acudir al médico si se presenta alguno de los siguientes síntomas:

1.- Dificultad respiratoria.
2.- Labios y/o párpados hinchados.
3.- Sensación de cuerpo extraño en la garganta o dificultad para tragar saliva, líquidos o comida.
4.- Mareos, desmayos o desorientación.
5.- Latidos cardíacos rápidos o “palpitaciones”.
6.- Urticaria.
7.- Sensación nauseosa, calambres o vómitos.

Fuente: El Mercurio / Chile / GDA

Escrito por
Más de Eme de Mujer