Por acá y por allá: Punta del Diablo con niños

Uno de los momentos más esperados del año son las vacaciones de verano y para nosotros eso es sinónimo de viajar a Punta del Diablo, un encantador pueblo de pescadores de Uruguay, que contempla el mar desde casi todos sus rincones. Sus calles son de tierra, allí encontrarán tranquilidad, playas oceánicas, un pequeño centro con variedad de restaurantes, pescado fresco, tiendas de artesanías y cielos llenos de estrellas, todo lo que buscamos para las vacaciones en familia.

En Punta del Diablo no hay mucho para hacer y esa calma es lo que disfrutamos los primeros días del año. Cuando sale el sol vamos a la playa y cuando se nubla también estamos allí, jugando a la pelota, practicando surf, caminando por la arena, buscando caracoles en la orilla o simplemente contemplando el mar.

Publicidad

Aquí algunas recomendaciones para disfrutar con los niños en este rincón de Uruguay:

Mucha playa
Las playas son la estrella del balneario, por lo tanto, hay que saber que si no son de tu gusto, no hay muchas alternativas. Zambullidas en el agua oceánica, partidos de fútbol, juegos en la arena, surf y caminatas por la orilla del mar son nuestros elegidos de todos los años.

Hay cuatro playas de agua verde (bastante fría para el que no está acostumbrado) que vamos alternando según la posición del viento o los deseos de los integrantes de la familia. La “Playa de los pescadores” es la más céntrica, una pequeña bahía de agua mansa, recomendable para los más chicos. Los sábados y domingos hay demasiada gente, por lo que es preferible visitarla entre semana. La “Playa del Rivero” es ideal para practicar surf.

Otra opción es la de “La Viuda” una playa abierta, con casi cuatro kilómetros de arena blanca, buena para caminar y correr por sus enormes dunas. Lo que más nos gusta de esta playa es que basta alejarse unos metros de las rocas para encontrar espacios desiertos, un gran lujo para el mes de enero!.

Por último se encuentra “Playa Grande”, que formalmente pertenece al Parque Nacional Santa Teresa, aunque también se accede desde Punta del Diablo. Es la que más frecuentamos con los niños. Si bien exige una caminata que por su arena blanda resulta un poco cansadora, sobre todo a la vuelta, tiene la ventaja de ser menos concurrida, es más agreste que las otras y segura para los más chicos.

Practicar surf
El surf es el deporte que más se practica en Punta del Diablo. Hay varias escuelas, es común encontrar niños y jóvenes iniciándose con instructores. En la playa de El Rivero hay dos, y ambas ofrecen tablas y trajes para alquilar. “La surfera” es una escuelita de surfistas que viven en Punta del Diablo y funciona desde hace años. Imparten clases particulares, grupales o cursos de cuatro días. Este verano las clases particulares rondaban los $ 500, las grupales $ 400 por participante por hora e incluyen las tablas y los trajes. Los cursos de iniciación al surf de cuatro días, costaban $1400. En Playa Grande también hay una escuela y diariamente se ven niños practicando el deporte.

Atardecer del otro lado de “La Viuda”
Una de las excursiones que no puede faltar en tu visita a Punta del Diablo es la caminata por la arena hasta el final de La Viuda. Es un programa que nos encanta, en el camino juntamos caracoles y contemplamos diferentes especies de pájaros que revolotean por la playa. Solo se escucha el ruido del mar y a los niños les fascina la idea de transitar kilómetros de arena desierta para descubrir una playa secreta a la que se accede por un sendero que se encuentra al costado de emblemática casa donde habitó la viuda.

Luego de ese camino se encuentra la extensa y desértica playa que une Punta del Diablo con el balneario “La Esmeralda”. Desde ahí se pueden contemplar preciosos atardeceres, todavía es un lugar casi virgen. Encontrar una playa desierta en pleno enero y ver el atardecer solos, cuando el pueblo está lleno de gente, es algo increíble!. Si se quiere acortar la caminata se puede bajar en la última entrada a la playa de La Viuda.

Naturaleza y animales
Una de las cosas que más nos gusta de Punta del Diablo es la cercanía con la naturaleza y los animales. A menudo se pueden observar sapos, lagartos, escarabajos, chinches, aguas vivas, toninas, tortugas y mojarritas. Para mis hijos, que son muy bicheros, esto es muy emocionante.

Comprar pescado fresco
Todas las mañanas, si el clima lo permite, desde la Playa de los pescadores parten los barcos de pesca artesanal, y a medio día o por la tardecita, regresan con la pesca fresca. La pesca artesanal es un símbolo del pueblo y para los niños ver llegar los barcos es todo un espectáculo. Lo que se pesca con mayor frecuencia es el cazón, lo limpian y lo venden en los puestos de pescadores frente a la playa de los barcos.

Fogones en la playa
Las noches en Punta del Diablo son mágicas, esa cercanía con el mar, la luna y el cielo en todo su esplendor las hace maravillosas. Cuando el viento lo permite, es muy disfrutable hacer un fogón en la arena y compartir esa fuente de luz que reúne a grandes y chicos con cuentos, guitarra y canciones. Prueben este divertido programa!.

Caminata a Santa Teresa
Es un clásico que hacemos todos los años. Desde la playa del Rivero, sale un camino de arena que conduce a Playa Grande de Santa Teresa, desde la altura de las dunas se ve una preciosa vista del pueblo y de Santa Teresa.. El pintoresco recorrido también se puede hacer por las rocas, si la marea está baja encontrarán algunas piscinas naturales y una playita en la que se pueden conseguir mejillones.

Sandboard en las dunas 
Las tardecitas son casi siempre frescas, por eso muchas veces, en lugar de hacer playa, buscamos otras actividades como por ejemplo el sandboard. Hay dunas grandes en las últimas bajadas de La Viuda o al final de la playa de El Rivero, que permiten practicarlo.

El pueblo
El centro es encantador, aunque los fines de semana del mes de enero tratamos de evitarlo porque sus calles se ven invadidas de turistas. Allí encontrarán puestos de artesanías, restaurantes, tiendas con souvenirs, una heladería y algún almacén. En las noches siempre hay algún grupo tocando música en vivo o teatro callejero para los niños. Este año la oferta gastronómica se diversificó y además de pizzerías, los clásicos puestos de empanadas, pescados y mariscos, abrió un lugar de kebab, un restaurante de sushi y otro de comida hawaiana.

Dónde alojarse
Lo mejor es alquilar una casa cerca del mar y del pueblo para poder dejar el auto y moverse a pie. Hay dos webs que en distintas oportunidades hemos utilizado para alquilar casas, una es www.portaldeldiablo.com.uy  y la otra es www.puntadeldiablo.com.uy que cuenta con cálidas cabañas construidas con materiales locales como madera y paja, similares a las del antiguo pueblo de pescadores. Muchas de estas cabañas están cerca de la playa y se alquilan por día, algunas ofrecen ropa de cama y desayuno. La infraestructura de Punta del Diablo ha crecido en los últimos años pero todavía sigue siendo precaria y requiere algunas mejoras.

Dónde comer:

  • Uno de nuestros restaurantes preferidos de Punta del Diablo es Resto-Pub 70, pertenece a una familia de italianos que todos los años llega a Uruguay en el mes de noviembre y se quedan hasta finales de abril. Tienen una muy buena carta de comida casera italiana, ideal para ir con niños. El plato preferido de mis hijos es la lasagna de carne, además hay pastas con distintas salsas, pescados, milanesas, carnes y postres caseros, todo muy rico. Los precios son moderados y se encuentra frente a la Prefectura, en la Playa del Rivero.
  • Otro lugar al que vamos todos los años es “Panes y Peces”: es un lugar con un encanto especial porque está en un deck al aire libre. Ofrecen desayunos, almuerzos y cenas. A nosotros nos encanta, aunque sea una vez en el verano, levantarnos e ir a desayunar allí. Tienen una buena cartelera de música en vivo para las noches de verano.  Se encuentra en la calle N°3 entre N°12 y N°14 de la Playa del Rivero.
  • Si quieren comer el clásico chivito uruguayo, lo encuentran en “La bohemia”. Lo probamos un día y volvimos en más de una oportunidad. Este lugar es nuevo y se encuentra en la calle principal, frente a la Feria de los artesanos.
  • Las empanadas que venden en los puestos de artesanos son un clásico del lugar. Nuestra preferidas son las de pescado, queso y aceitunas, no se las pueden perder!. Los buñuelos de algas también son típicos de Punta del Diablo, a nosotros nos encanta comprarlos y comerlos en las rocas contemplando el mar.
  • Si buscan buena pizza, les recomiendo probar las del “El Horno”, las venden por metro, son ricas, elaboradas en horno a leña y tienen variedad de gustos. Es una buena opción porque tienen juegos de madera para los niños. Están alejados del pueblo, en la entrada de Punta del Diablo, pegado a la Hostería del Pescador. Bulevar Sta Teresa, 27204. También tienen delivery, el tel es: 091 772 702.
  • Si quieren unos buenos bizcochos para la tarde, las clásicas roscas de chicharrón o panes caseros con diferentes gustos, recomiendo pasar por El Gringo. Una panadería clásica de Punta del Diablo en la que todo es tentador.
  • Los helados del verano los tomamos en la heladería Tropical, frente a la playa de los barcos. Tiene linda vista y hay variedad de gustos. En casa los preferidos son los de chocolate.

Sourvenirs
Si quieren llevarse un recuerdo pueden visitar la clásica Feria de Artesanos o el Paseo del Rivero (Calle 9 entre 12 y 14).  Además de algunas artesanías, pareos, collares, pulseras y linda ropa de lino, hay un pequeño parque infantil sombreado, con juegos para niños.

Época para ir
La mejor época para visitar Punta del Diablo es la temporada alta, de diciembre a finales de marzo. En los primeros días de enero hay mucha gente, pero antes o después de ese tiempo, todo queda más clamo. Aún en verano conviene llevar algo de abrigo para la tarde y una campera corta viento para las noches.

Servicio médico
Muchos me han preguntado sobre esto y la verdad es que es un tema todavía no bien resuelto en este lugar. En verano hay un médico que llega al pueblo todos los días, pero la policlínica de COMERO está abierta solamente los martes y jueves en un horario reducido. El consultorio se encuentra en la avenida de acceso a Punta del Diablo, frente a la Terminal de Ómnibus. A 40 minutos se encuentra el Sanatorio de Castillos y a 30 minutos el de Chuy. El número de emergencia de COMERO Chuy es 4474 3626. También hay un consultorio de ASSE  en la explanada de entrada a la Playa de La Viuda, que funciona hasta las 14.30 hs. El tel es: 4477. 2241.

Taxi
En Punta del Diablo hay algunos servicios de taxi o remise que realizan traslados a toda la costa de Rocha. Este verano desde la terminal al pueblo el precio era de $200, un poco más de seis dólares. El tel es: 099876300 y funciona durante todo el año.

Cajero automático
El único cajero del pueblo es un servicio de cajero del BROU y redes asociadas que funciona solo en temporada alta y se encuentra en el Paseo del Rivero. La realidad es que muchas veces no funciona y  conviene llevar plata en efectivo. En varios comercios y restaurantes solo aceptan efectivo. Si necesitan un cajero con urgencia, hay otro REDBROU en Santa Teresa (a 10 kilómetros) . También en la ANCAP de La Coronilla y en el Chuy  hay REDBROU.

Si no conocen Punta del Diablo, no duden en visitarlo, hay pocos lugares en el mundo con sus características. ¿Se animan a descubrirlo?

 

*Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Autora del blog Por acá y por allá, ideas para viajar con niños. Podés leer sus notas acá y seguirla en redes sociales TwitterFacebook e Instagram