Destinos subestimados por los viajeros pero que aseguran grandes experiencias

Es el momento de comenzar a crear tu lista de viajes para 2019; tenés un nuevo comienzo para descubrir países y tener experiencias más allá de tus sueños más salvajes. Hay lugares fuera del radar que pueden sorprenderte y brindarte una nueva sensación de descubrimiento. Te permiten salir del camino trillado.

En esta nota te mostramos seis destinos bastante subestimados pero que pueden llevar tu lista de deseos al siguiente nivel.

Publicidad
  • Nepal. Este país está lleno de paisajes que te dejarán boquiabierto. Ya sea que te sientas realmente aventurero y quieras caminar por los Himalayas, o simplemente descansar, relajarte y disfrutar de los impresionantes sitios, te espera un verdadero placer. Resumir Nepal puede ser una tarea difícil. Para muchos, lo primero que viene a la mente es el Monte Everest. Los Himalayas son una característica de la vida cotidiana en muchas partes de Nepal. Las cimas de las montañas cubiertas de nieve adornan el horizonte en muchos pueblos y ciudades, y los paisajes que han excavado han ayudado a dar forma a la cultura de muchos grupos étnicos. Pero Nepal también alberga regiones planas, opresivamente calientes y culturalmente distintas. Viajá en otras direcciones y encontrarás campos de té, lagos, selvas, ríos glaciares y pueblos e idiomas únicos que completan esta diversa nación.
  • Camboya. Tailandia puede venir a tu mente por primera vez cuando pensás en el sudeste asiático, pero Camboya es un país vecino que también tiene mucho que ofrecer a los fanáticos de los viajes. Desde visitar el complejo del templo de Angkor hasta tomar una clase de cocina o reservar una cita rejuvenecedora en el spa, hay mucho que hacer mientras estás allí.
  • Rumania. Es posible que no sea el primer país de tu lista europea en este momento pero te sorprenderás gratamente con todo lo que este destino tiene para ofrecer. Podrías pasar días explorando los magníficos castillos, y eso es solo el comienzo. Auténtico, natural y cultural son las palabras que mejor capturan la esencia de Rumania. Un país dinámico rico en historia, arte y belleza escénica.
  • Groenlandia. Las almas aventureras se enamorarán locamente de la variedad de actividades al aire libre (kayak, escalada, buceo y más). También caerás ante la belleza natural que tiene para ofrecer. “Cuando hayas visto el mundo, siempre está Groenlandia”, dicen los viajeros más experimentados. Pero ¿por qué esperar hasta entonces? Groenlandia no es un destino barato, pero pocos lugares combinan paisajes tan magníficos, tanta claridad de luz y ese poder de la naturaleza.
  • Zanzíbar. Es un destino conocido por sus hermosas aguas azul turquesa así que prepara tu traje de baño para el paraíso. Es el lugar perfecto para los amantes del océano que desean practicar deportes acuáticos como el buceo y la vela. También es un lugar ideal si solo querés descansar, relajarte y tomar sol. Una inimitable isla del Océano Índico, frente a la costa de Tanzania, Zanzíbar es el destino por excelencia que ofrece experiencias de playa superlativas históricas, culturales, de exploración y de ecoturismo en África Oriental. Tiene una historia étnica distinta que es una amalgama notable de los muchos viajeros que la atravesaron durante siglos. Árabes, indios, persas, europeos e incluso rastros de chinos, cada uno dejó una marca indeleble en forma de estilos arquitectónicos y cultura que ahora contribuyen a su encanto.
  • Eslovenia. Es un pedazo de cielo en Europa Central; un país lleno de montañas impresionantes y aguas verde esmeralda que parecen sacadas de un libro de cuentos. Explorá las cuevas, los castillos y los impresionantes paisajes y seguramente tendrás un viaje digno de un libro. Eslovenia, un paraíso terrenal con picos nevados, ríos verde turquesa y una costa de estilo veneciano, enriquece sus tesoros naturales con una arquitectura armoniosa, una cultura rústica encantadora y una cocina sofisticada.

Podés leer esta nota en Eme de Mujer USA